#Entrevistas

N.M.O: «New Rhythm Objectives»

Detrás de las inventivas conceptualizaciones y formas de presentar las ideas del proyecto se encuentran Rubén Patiño y Morten J. Olsen. Pronto presentarán en Sónar Festival uno de sus intensos directos y debutarán en Diagonal Records.

15.06.16
Frankie Pizá

N.M.O. se refería inicialmente «Navnlaust Mønster Opptog», en idioma noruego. Ahora cada uno de sus proyectos, incluso algunas de las grabaciones de sus directos, da una nueva interpretación al acrónimo. «Natalia Martínez Ordóñez» o «New Market Oportunities» han sido ya vistos durante su trayectoria.

Rubén PatiñoMorten J. Olsen se encuentran en un punto de equilibrio entre la música de club, la interactuación entre humano y computadora, la performance y las «nuevas formas de espacialización sonora». El dúo, que en el pasado ha definido su propuesta electrónica como «Military Space Dance Music» o «Fluxus Techno», pone boca abajo cualquier convencionalismo en cuanto a la presentación y conceptualización de su discurso.

Sus directos, en los que se combinan un bleep test, ejercicios aeróbicos autoimpuestos, hielo seco, luces intermitentes y música electrónica con ritmos fluctuantes de gran intensidad, son la mejor representación del proyecto. Según ellos mismos, una relación entre dos opuestos que comparten un denominador común: la inventiva por alterar o encontrar nuevas formas a la hora de comunicar sus ideas.

Sus configuraciones han sido editadas en Anòmia, The Death Of Rave y Where To Now?; próximamente debutan en Diagonal Records con un nuevo título del que ya se conoce un track. Este fin de semana estarán en Sónar Festival presentando uno de sus directos.

La primera vez que os entrevistamos no habíamos asistido todavía a ninguno de vuestros directos. Aunque quedó clara vuestro concepto del «fluxus techno», el proyecto de N.M.O. ha ido conceptualizándose aún más durante los últimos dos años: lo primero, cuándo comenzasteis a experimentar con los ejercicio aeróbicos controlados por ordenador?

Creíamos ser nosotros quienes le dábamos las instrucciones al ordenador pero quizás tienes razón y es la computadora quien controla todos nuestros movimientos. ¿Deberíamos achacarlo a un entramado corporativo de biocontrol? (Risas).

Desde un principio, ya hace 4 años, que empezamos a trabajar con la idea explotar las posibilidades creativas de la computadora para la generación de patrones rítmicos y el control de hardware.

Así pues se trata de secuencias de alguna manera automatizadas donde la idea del control humano queda a un segundo plano. Para los directos creímos que sería más divertido e interesante alejarse de la computadora (AFK, Away From Keyboard) e interactuar con el espacio y la audiencia.

Durante estos años hemos incorporado más elementos de performance y a su vez hemos añadido fragmentos con en los que mediante «text to speech» hacemos a la computadora «hablar» para informar a la audiencia o «darnos órdenes».

Qué software controla estos ejercicios y cómo cambian de directo a directo? En el que yo asistí, al principio había una especie de «bleep test» ambientado con una luz roja estroboscópica.

Usamos SuperCollider, un entorno de programación que nos permite generar sonido pero a la vez nos sirve para controlar hardware (kickdrum, clap) y luces.

En referencia a los directos, en un principio teníamos dos sets uno más experimental / perfomance y otro más de club. Al final los unimos en uno que es el que tocaremos en Sónar. Contiene el bleep test (course navette) y otros ejercicios que combinamos con una propuesta que siempre hemos defendido como de club .

No obstante en los próximos meses empezaremos a preparar un nuevo set de hora y media, dónde queremos llevar al limite la idea de ejercicios físicos, uniendo calistenia, voluntarios, luces y claro está a todo volumen.

Existe alguna relación en vuestro directo con la idea de llevar al extremo vuestra capacidad física a medida que se va desarrollando el contenido musical? Es decir, a menudo la interpretación de vuestras piezas puede verse modificada por el cansancio de los propios ejercicios.

No tenemos una explicación científica entre la relación entre percepción de sonido y ejercicio físico. Lo que sí es cierto es que Morten afirma que después de realizar ejercicios físicos como el del bleep test al tener las pulsaciones altas, de alguna manera percibe como más lento el tempo de las piezas que tocamos de lo que en realidad son.

A la hora de concebir vuestros tracks, cómo trabajáis? Pensáis en la performance o primero componéis en el estudio? O más bien os basáis en jam sessions y cierta improvisación?

Básicamente la fuerza de NMO reside en un equilibrio entre opuestos. Muchas veces lo más importante es encontrar formas en la que comunicar nuestras ideas e integrar visiones distintas. Eso muchas veces hace que hasta el más mínimo detalle de un track haya sido discutido y recompuesto innumerables veces.

De alguna manera incorporamos todos los métodos a los que te refieres. Muchas veces en el local de ensayo partimos de una idea o patrón rítmico el cual improvisamos y grabamos. De esa grabación seleccionamos algunas partes que editamos y creamos una estructura mucho más rígida que posteriormente ensayaremos y volveremos a grabar. Es siempre un proceso muy lento, no obstante dependiendo de cada proyecto el enfoque y las técnicas son diferentes.

Por ejemplo el EP que realizamos para Where To Now? se trata de una composición de 10 piezas de 3 minutos cada una, en la que cada fragmento incrementa su BPM en 10 referencia al anterior. Se trata de una estructura fija con unas normas previas que hicieron que el material se generara de una forma muy fluida.

Otro sería el caso de uno de los temas de nuestro próximo disco en Diagonal que contiene 8 fragmentos de misma duración. Llamado Armchair Evader, inicialmente fue concebido como una variación del juego de las sillas. Para esta pieza buscamos una relación entre patrones rítmicos y numero de sillas. Así pues, el primer fragmento empieza con 9 personas y 8 sillas y los patrones rítmicos están basados en 9 y 8. En el siguiente serán 8 personas y 7 sillas y patrones basados en 7 y 8 y así hasta el final.

En cuanto a vuestro acrónimo, hemos visto de todo: desde New Market Oportunities a Natalia Martinez Ordóñez. Qué queréis expresar con estas mutaciones en cuanto al significado en cada release o manifestación?

Todo empezó con nuestro primer nombre que era «Navnlaust Mønster Opptog», algó así como «procesión o marcha de los patrones sin título» en noruego. A ninguno de los dos nos convencía el nombre y empezamos a cambiarlo y nos dimos cuenta de que era interesante seguir cambiándolo e integrar título y nombre de la banda en forma de acrónimo en cada proyecto.

Qué nos podéis adelantar de vuestro próximo material?

Estamos a la espera de que salga a finales de verano un doble 12″ en Diagonal Records. En este caso hemos usado dos acrónimos: «Nordic Mediterranean Organization / Numerous Miscommunications Occur», uno para cada disco. A su vez el artista Alexander Krone ha realizado para este disco una salsa picante llamada No Me Olvidarás. Hemos hecho muy pocas unidades con lo que seguramente algunas irán para pre-order y otras para promoción. Aquí podéis escuchar un adelanto.

En otoño sacaremos un split de dos temas con Exoteric Continent en Anòmia.

N.M.O. son uno de los artistas de la SHAPE Platform, de la que TIUmag es medio colaborador.

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.