#Entrevistas

La evolución de Museless

Laura Llopart presentará su disco debut el viernes 3 de noviembre en la Sala BeGood.

02.11.17
Pau Cristòful

Fotos de Dori Barranco

Llevábamos meses pendientes de hacernos eco del lanzamiento de «Dichotomic History» (Luup Records, 2017), esperado disco debut de una de las mayores promesas del Pop electrónico nacional, Museless.

Como hemos explicado en anteriores ocasiones, sus canciones huyen del hype fácil a favor de construir un universo que a veces sirve para la pista de baile pero que en la mayoría de ocasiones suena nocturno, introspectivo y relajado.

Sin embargo, los factores comunes siempre son la fusión del estilo de bandas Pop como Chromatics, sintetizadores de neón cósmico, ciertas armonías asiáticas, algunos ritmos rotos de herencia londinense y acabados propios de mitos de la IDM expansiva como Plaid, sin que esto impida que el resultado siga sonando personal.

Pese a que el disco se editó el 19 de mayo, no es hasta este viernes 3 de noviembre que tendrá lugar la presentación oficial, concretamente en la sala BeGood.

Esto nos sirve como excusa para preguntarle por como han evolucionado sus canciones desde el lanzamiento y por sus planes de futuro, que aguardan logros tan destacables como una actuación en el festival SXSW de Austin, conocido por ser el hervidero de todo lo que lo va a petar en los próximos meses/años.

De momento podremos verla este viernes 3 de noviembre a las 21.30h en el BeGood. Puedes comprar tu entrada por 10 euros aquí.

¿Cómo ha evolucionado tu disco desde que lo has estado presentando en directo?

Museless: Pues sí, la pregunta está bien formulada.

Creo que ha sido una presentación de disco por anticipado, al revés de lo que se hace normalmente. Esto ha conllevado gestar un disco a base de directos, se ha metamorfizado con cada ensayo y cada concierto.

Dos canciones (“477”, “Hybrid”) nacieron puramente de estos directos consecutivos y otras como “Fiesta Nocturna” o “HO-HE” se han transmutado durante estas experiencias.

Puede ser incluso que los conciertos posteriores a esta «presentación oficial» sigan mutando.

¿Qué diferencias podrán apreciar aquellos quienes vieron una de las primeras presentaciones?

M: Como ha sido un proceso de seguimiento longitudinal el disco se ha adaptado a los directos: las canciones existen para los escenarios.

Aquellos que me vieron/escucharon al principio podrán apreciar arreglos en las composiciones que antes no estaban y podrán deleitarse con visuales de Enric Sant en una forma más depurada y pensada para cada tema, mejor integradas.

En definitiva, creo que el espectáculo ha conseguido generar una atmósfera de «un instante para escuchar, ver y dejarse llevar» que me satisface como artista.

¿Cuáles son tus planes de futuro? 

M: Tengo muchas ganas de encerrarme en mi estudio (estamos de reformas) y acabar unos temas nuevos que tengo esbozados y componer otros, también de pensar y plantear bien cómo delinear la imagen de los siguientes proyectos: tanto videoclips, como estética como puesta en escena.

Quiero pensar bien todo esto de cara a grandes fechas venideras como el SXSW.

¿Alguna otra referencia pensada?

M: Este año ha sido muy intenso. De hecho lo ha sido tanto que tengo una sensación como si el tiempo se hubiese doblado y un día contase como dos.

Al mismo tiempo tengo la impresión de haberme dejado muchas cosas por el camino.

Tengo ganas de retomar la investigación por lo que se refiere a producción, teoría musical e «ingeniería de los directos».

Sería interesante ver si este año puedo ser menos impetuosa y más reposada para conseguir llevar a cabo todo esto con pericia.