#Entrevistas

DJ Seinfeld en el ocaso del lo-fi house

Reflexionamos sobre el estado actual del lo-fi house y hablamos con DJ Seinfeld a raíz de su reciente DJ-Kicks. Este viernes estará actuando en Nitsa, Barcelona.

17.10.18
Antoni Ripoll

De todos los géneros musicales aparecidos en los últimos años hay uno que ha merecido especial atención desde el principio. Y lo ha hecho no tanto por su contenido sino por la dinámica de su propia existencia: ha nacido, crecido y casi desaparecido en cuestión de tres años.

Hablamos del lo-fi house. Un género actualmente desdibujado y relegado a etiqueta funcional en manos de periodistas y tiendas de discos. O ya ni eso.

Durante los últimos tres años la etiqueta de marras se ha convertido en sinónimo de un cierto sonido poco procesado, crudo, con bajos distorsionados, pads de melodías apenas perceptibles y bombos reventados que afectan a toda la mezcla.

Uno de los debates más interesantes lo inició Rob Arcand en Thump al insinuar que el lo-fi house podría tratarse solamente de un sonido impulsado por los patrones en las recomendaciones de las plataformas de streaming, siendo este mecanismo el principal (sino el único) motivo de su existencia.

El debate es ciertamente interesante ya que anticipa futuras dinámicas en otros géneros musicales que todavía hoy no han sido concebidos. El medio puede ser mucho más que el mensaje.

Han pasado solo tres años pero parece que fue hace muchísimo tiempo cuando la expresión “lo-fi” se incorporó como sufijo a un género inherentemente vinculado a la baja fidelidad, el house.

No hay que escarbar demasiado para llegar a los primeros discos de D.J. International Records, Trax Records o Dance Mania y comprobar la condición lo-fi del house primitivo. Tomando esto en consideración surge la paradoja: estamos percibiendo como nuevo algo que en realidad es todo lo contrario.

Pero esta condición lo-fi tiene otros atributos más allá de los estrictamente sonoros. El más importante es el medio de transmisión; el uso de SoundCloud y Youtube como eje vertebrador del género.

La rapidez de las redes sociales y su facilidad para conectar sensibilidades afines provocó que una serie de artistas se organizara en torno a un nuevo género con sellos como Shall Not Fade o Lobster Theremin.

Todo iba bien. El lo-fi house era una etiqueta más en las cubetas y el los catálogos digitales. Una etiqueta útil y específica: cuando alguien te hablaba de lo-fi house, en tu mente aparecían figuras como Ross From Friends, DJ Boring o DJ Seinfeld, y tracks como “Winona” o “U”.

Pero todos los artistas tienden a crecer como entidad creativa y para la mayoría esta condición lo-fi es un factor a superar en su trayectoria. Se puede jugar con el concepto una temporada, pero cuando el atributo básico de un género es el error (la baja fidelidad), este género está destinado a ser superado. Es la subyacente dinámica de progreso de cualquier disciplina creativa en un contexto de consumo masivo.

La pregunta pertinente ahora no es qué queda de lo-fi en la obra actual de los padres del género, sino en qué otra etiqueta se les puede situar.

El caso de Ross From Friends es paradigmático. Lejos de radicalizarse, el londinense ha fichado por Brainfeeder, máximo exponente en explorar las fronteras del jazz moderno y del downtempo.

En su LP publicado hace unas semanas, Ross From Friends no renuncia a su discurso house para la pista de baile, pero lo lleva al terreno del hiperdetallismo y de las estructuras complejas, resultando el LP una pieza de orfebrería que si bien tiene un evidente mérito creativo, ya no observamos en ella su supuesta baja fidelidad característica.

Hoy en TIUmag tenemos el placer de hablar con otro de los padres de la etiqueta, Armand Jacokbsson, más conocido por DJ Seinfeld.

Además, DJ Seinfeld estrenó recientemente su primer mix enlatado en formato físico, una entrega más en la legendaria serie DJ-Kicks.

Para celebrar dicha publicación, el DJ está girando por Europa estas semanas. Una de las paradas será en Barcelona, en el club Nitsa (Sala Apolo) este viernes 19 de octubre. Ya puedes consultar los detalles y hacerte con tus entradas aquí.


P: Disculpa que empiece por aquí, pero antes que nada me interesa conocer tus pensamientos acerca del futuro del lo-fi house. ¿Qué queda de este concepto? ¿Va a sobrevivir como género musical?

R: En realidad nunca fue más que una variación de la música house tradicional, y como tal, dudaría en otorgarle un género completo. Al igual que con cualquier género o subgéneros, se transforman, se fusionan y se actualizan, y dudo que el li-fi house sea una excepción.

P: Hace poco Ross From Friends ha fichado por Brainfeeder, orientando su discurso hacia un tipo de música electrónica más variado y detallista. ¿Cuál es el próximo paso en el sonido de DJ Seinfeld?

R: Creo que ser variado y detallista son las marcas de un buen productor, así que creo que eso siempre ha sido parte de mi aspiración. En ese sentido, sí, pero todavía no estoy seguro de cuál será ese sonido.

Ross From Friends tiene su propio estilo inimitable que es genial y realmente funciona bien, todavía estoy intentando navegar y organizar mis propios pensamientos en torno a mis próximos trabajos.

P: ¿Para qué sello internacional te gustaría trabajar ahora mismo?

R: Estoy trabajando libremente con algunos sellos en este momento que han sido realmente importantes para mí durante mucho tiempo. No puedo revelar más información sobre eso en este momento.

P: En cualquier caso hay muchísimos productores que siguen haciendo house de baja fidelidad en la actualidad. ¿Cuáles son tus favoritos?

R: Entre aquellos que son quizás un poco menos conocidos pero que escucho sin parar, Tlim Shug y Shea McGilray.

P: Hablemos de tus sets de DJ. En otras entrevistas comentas que no tienen mucho que ver con sus producciones. Dices que pinchas pistas menos melancólicas y mucho más enérgicas. ¿Cuál es el concepto? ¿A dónde quieres llevar al público?

R: Trato de crear tensiones, narraciones en las que el público y yo tenemos que estar atentos todo el rato, ya que no paran de suceder cosas. Es difícil, pero es el tipo de set que más disfrutaba cuando salía. El orden caótico.

P: Acerca de tu entrega en DJ-Kicks, ¿te dieron algunas pautas o tuviste total libertad?

R: No, básicamente tuve libertad 100%. Tan solo me pusieron la condición de que el resultado molara.

P: DJ-kicks es una serie legendaria. ¿Cuál es tu DJ-Kicks favorito?

R: Actress.

P: Desde hace unos años has vivido en Barcelona. ¿Por qué esta ciudad?

R: Tenía una buena universidad para cursar mi master, y también es un contraste con la vida fría del norte. Realmente me encantó la calidez y el ambiente.

P: ¿Qué te parece la escena local? ¿Qué destacarías? En cuanto a sellos, discotecas, artistas, etc.

R: En Barcelona ​​parece que hay una muy buena comunidad de personas que sienten pasión por la música electrónica. Esto se refleja en tener dos festivales de primera categoría como Sónar y Primavera Sound, tan cercanos entre sí. Me encanta la sala Astin en Nitsa, pero también vale la pena explorar los clubes más pequeños como RED58.

P: Para acabar, ¿qué podemos esperar de tu show en Nitsa, Barcelona?

R: Todavía no estoy completamente seguro de lo que haré. Pero sea lo que sea, será memorable, lo puedo prometer.