#Entrevistas

DIY 1990: de Rubí a Lobster Theremin

Entrevistamos a este productor catalán que se da a conocer por la puerta grande: con dos canciones publicadas por uno de los sellos del momento.

24.08.17
Pau Cristòful

El sello británico Lobster Theremin fue uno de los abanderados del lo-fi House y sigue siendo una de las discográficas más de moda de la música de baile actual.

Sin embargo, pese a que su diseñadora gráfica es de Barcelona (Teti Martínez), hasta la fecha solo habían editado el trabajo de un español, el del canario Gilmer Galibard.

Esto cambia con “Room 202” (LT Fire, 2017), EP con dos canciones que supondrá el debut de DIY 1990, nuevo proyecto de Albert Santacruz, músico de Rubí establecido en Berlín.

El track que da nombre a este 12” se guía por un bombo ligeramente saturado al que se le añaden unas notas de sintetizador Chicago House, unas atmósferas más profundas y ensoñadoras y unos samples vocales más modernos, todo con el acabado lo-fi marca de la casa.

Con esta entrevistama conocerás mejor su pasado, sus intenciones de futuro y sobretodo el lanzamiento que nos ocupa.

Este primer trabajo de DIY 1990 se publicará el 8 de septiembre.

¿En qué proyectos anteriores has participado?

He tenido infinidad de proyectos hasta ahora y en principio así quiero que continue.

Empecé como guitarrista de una banda de Punk a los 12 o 13 años. Bueno, la verdad es que formé la banda incluso antes de aprender a tocar.

De aquí evolucioné hacia el Blues, el Hard Rock, la psicodelia y el Rock progresivo. Pink Floyd fue una banda clave para mí y mi puerta hacia muchas nuevas músicas, desde Triana a Throbbing Gristle.

Tuve una banda durante toda mi adolescencia que fluctuaba entre el Rock progesivo, la psicodelia, el Shoegaze y el New Wave.

Más adelante formé otro grupo llamado M.A.D! con David Gozálvez y Milton Castellar aka Galera. Fue con ellos que descubrí la música electrónica, un flechazo instantáneo para mí.

Fue en esta época que empecé a pinchar y bailar en las raves que montábamos en lugares remotos de Barcelona y el Vallès. Fue mágico. Esto me convirtió de un fan de Joy Division y The Doors a un apasionado del House.

¿Por qué DIY 1990?

Fue una casualidad.

Tuve la necesidad de denominar a lo que estaba haciendo en ese momento y por otra parte la verdad es que siempre me ha gustado lo de poner nombre a los proyectos.

Lo de DIY salió de alguna movida dadaísta y me gusta porque define muy bien la manera como entiendo el arte.

¿Cómo se ha gestado la publicación en Lobster Theremin?

Cuando subí el track “Room 202” a Soundcloud, Lobster Theremin fue el primer sello en el que pensé.

Les contacté vía el mismo Soundcloud, les gustó la canción, y cuando les pasé la cara B me propusieron editar el EP.

¿Con qué hardware / software has producido estos dos tracks?

Utilicé un Prophet ’08, un Solina Strings Ensemble, un Yamaha QY10, un Korg Poly-61, una Roland TR-606, una Roland TR8 y samples.

Todo esto lo paso por Ableton Live, lo mezclo en un mixer y lo saco en estéreo hacia una grabadora de cinta de casete de los 70.

¿Qué otros planes de publicación tienes?

Tengo varias cosas pendientes, aunque probablemente se editarán en cinta de casete.

¿Seguirán la misma línea que este EP?

Me aburre la idea de fijarme en un estilo. Lo que sí que sé es que tendrá actitud DIY.

¿Vas a realizar lives?

Sí. Me siento cómodo con los vinilos y de momento pincho, pero como siempre me ha gustado la performance te puedo asegurar que habrá Live.

¿Cómo los vas a enfocar?

Creo que lo tengo bastante claro: no los voy a enfocar. Adoro la música y me siento cómodo con mi material. Un live es como pinchar, al final has de hacer lo que el momento te pide y ese es el único enfoque que tengo.

¿Qué hardware / software vas a usar?

Software, ninguno: solo hardware de todo tipo y maquinaria analógica procedente de los 70 y los 80.