#Entrevistas

Diseñando la atmósfera: Somadamantina

"Hacer una revolución hoy en día es algo dificilísimo. Y si así sucede, el Gobierno tiene la obligación de escuchar, callar y dejar hablar".

13.10.17
Frankie Pizá

Texto y entrevista de Antoni Ripoll.

Datar el origen de un movimiento cultural es siempre una tarea complicada, sea en el campo que sea, también en la música popular contemporánea. Igual de complicado es fijar la primera canción de música disco en Brasil que el primer track de house italiano. Igual de complicado e igual de relativo. Al fin y al cabo todo depende del observador y de sus argumentos.

Existe también otra complicación: aquellos artistas o plataformas que inauguran una expresión musical lo suelen hacer desde la periferia, sin medios, sin herramientas de promoción y en ocasiones sin voluntad de trascender. Saben que el contexto no está preparado para el discurso ni familiarizado con los códigos.

Internet tampoco nos ha facilitado la tarea de documentar los inicios. Ejemplo de ello es la nueva música urbana en España (Trap, Drill y otras variantes recientes del Hip Hop).

Se suele otorgar a los Kefta Boyz y su entorno esta posición inicial. Ellos adoptaron los códigos de Atlanta y Chicago antes que nadie pero lo cierto es que paralelamente hubo otros nombres que fijaron los cimientos de la escena, especialmente en el sur, como Dellafuente, Pedro LaDroga o Nico Miseria. Y es en este primigenio microcosmos sureño donde destaca la presencia de Somadamantina, la trap queen originaria.

Somadamantina puede ser considerada la primera pieza femenina relevante de este rompecabezas. Su primer EP «διαμάντι» (Caballito Netlabel, 2012) sigue siendo una de las mejores vías para conocer el discurso de la artista.

Versos oscuros, en sintonía con el asfixiante contexto social del momento. flow narcotizado, acentuando el halo perturbador del conjunto. Todo ello sobre beats de Hudson Mohawke, Jamie xx o SpaceGhostPurrp, agenciados de Internet.

Este sábado 14 de octubre por la noche el club Trill de Razzmatazz programa una noche g(IRL) con tres artistas femeninas emergentes: Julietta Ferrari, Titi Calor y Somadamantina en formato DJ set. Con este motivo le hemos preguntado acerca de la actualidad, su pasado, su identidad creativa y otras materias.

Recuerdo mi primer contacto con Somadamantina. Fue a mediados de 2012 con Qué Más Quieres. El impacto fue triple: una chica usando la base de Pretty Flacko, cantando en español y usando un flow inusual por aquel entonces.

¿Eras consciente de ser la primera en usar estos nuevos códigos? ¿Cómo viviste la soledad (artística) que comporta ser una pionera?

La soledad total. Que yo recuerde, estaba todo el día (más bien la noche) en mi habitación trabajando. Y mi familia podía estar reunida viendo la tele o algo así que a mi me daba igual. Estaba a lo mío. Mi familia se dio cuenta de que era algo que yo necesitaba.

Observas ahora ese momento inicial y te puedes preguntar si se ha perdido algo por el camino.

No echo de menos nada. No daría marcha atrás por nada del mundo. Estoy haciéndome mayor, solo es eso.

Acerca de tus canciones, ¿cuál es tu favorita? ¿Borrarías alguna?

Bueno, lo que una vez se sube ya no se puede borrar. Lo que me recuerda que tengo que hacer un backup por si acaso. Bueno, no sé… creo que me las sé todas de memoria, pero no me suelo escuchar a mi misma.

¿Qué beatmakers nacionales te gustan más? ¿Con qué artista fuera de tu entorno habitual te gustaría colaborar? ¿Con qué artista fuera del trap te gustaría colaborar?

Me gusta mucho Zora Jones.

Fuera de mi entorno habitual con ninguno. Y me gustaría colaborar, fuera del trap, con Las Bistecs por ejemplo porque me lo pasaría muy bien.

Tu universo conceptual incluye referencias a la masonería y al ocultismo. ¿Por qué tu interés en estos temas?

Sí, es verdad, no se os puede engañar. En realidad era un mundo que me atraía mucho, pero que ahora mismo, si te soy sincera, me da miedo.

Una posición de poder conlleva una responsabilidad ética. Inspirar a una generación a través de canciones puede ser una forma de poder. ¿Te planteas esta cuestión a la hora de crear?

Nunca me he planteado esto, hasta hace poco. Que una forma de poder sea la música no significa que conlleve un responsabilidad ética. Para eso están las influencers, preguntarle a ellas.

¿Cual es tu posición en el feminismo?

We should all be feminists.

Aquí vivimos ahora un momento complejo. De todas las noticias de actualidad nacional (la separación de Catalunya, el resurgimiento del fascismo, la pobreza en aumento), ¿cuál te despierta más interés y qué posición tienes respecto a ella?

La historia está ahí para hacernos recordar, para hacerlo mejor de lo que lo hicimos, no podemos borrarla y mucho menos hacer como si nada hubiera pasado. Hacer una revolución hoy en día es algo dificilísimo. Y si así sucede, el Gobierno tiene la obligación de escuchar, callar y dejar hablar. Si no pasa esto estamos perdidos. Y que no sea esto lo que nos separe sino lo que nos una. Estoy con la mayoría de los catalanes, sin duda alguna.

Trill se celebra en Barcelona y es un placer tenerte aquí. Sabemos que has estado ya muchas veces e igual tienes algún lugar favorito de la ciudad.

Sí, en el Born hay un japonés que me gusta mucho que se llama Yamane. En Paseo de Gracia hay la tienda & Other Stories que tiene cosas muy guays. Y para playa, Gavà.

Este sábado podremos volver a escuchar tu selección como DJ. ¿Puedes darnos alguna pista de lo que sucederá?

La primera canción que pincharé se llama «Stay Trill» y quiero que se convierta en el himno de la fiesta. La vais a gozar.

Y para acabar háblanos de tu futuro. ¿A qué acción inminente de Somadamantina debemos poner toda nuestra atención?

Soy estudiante, ¿sabes? Esto es muy duro pero espero poder sacar dentro de una semana, como mucho, una canción con Bea Pelea con beat de Deltatron que se llamará «Arrecha».

No sé si sacarla o reservarla para mi nuevo álbum, que quisiera estuviera ready para este invierno y que se llamará «Atmósfera». También me gustaría dar una gira por Latinoamérica.