#Entrevistas

Bad Gyal como propio filtro

"Yo sí que siento ese olor a cerrado porque están a 10 años de lo que se hace en Jamaica o en Nigeria", explica la artista.

14.06.17
Aleix Mateu

La jacaranda es una flor tropical del Caribe. «En Barcelona aportaría algo de alegría«, nos dice Bad Gyal cuando le preguntamos a propósito de la canción que lleva el mismo título.

Hasta ahora, en canciones como «Jacaranda» habíamos visto a la artista hacer lo mismo. La vertiente más colorista y deslumbrante del Dancehall de Bad Gyal conectaba con las raíces festivas del género y teñía las fiestas –YouTube mediante– de un desenfado y un movimiento nuevo.

Pero en este nuevo single un travelling frontal nos arroja al interior de Alba mientras la melodía ensimismada y casi mágica de Paul Marmota destapa la caja de pandora encantada de Bad Gyal.

Se trata de «Nicest Cocky«, el vídeo que hoy publica la artista catalana producida por el chileno ex miembro de NAAFI Paul Marmota y al que CANADA pone imágenes dirigidas por Roger Guardia.

Bad Gyal define la pieza como «sad Dancehall«, algo que conectaría con la tradición más emotiva de otros artistas que han adoptado el Dancehall como lienzo para explorar, como sería Palimstry, al que definíamos como el prototipo de una nueva estética electrónica.

La artista catalana quiere seguir con la misma voluntad de explorar las posibilidades del género a través de ella misma como propio filtro: su música no nace de ningún tipo de estudio consciente de la música jamaicana, si no que simplemente es un reflejo de aquel poso que deja en su persona toda la música que va escuchando.

Intercambiamos algunas palabras con Bad Gyal aprovechando el lanzamiento de su nuevo videoclip «Nicest Cocky» y su actuación en el Sónar 2017.

Puedes ver el vídeo a continuación y debajo leer sus palabras.

«Jacaranda» la produjo Dubbel Dutch, artista asentado en Los Ángeles. Te descubrió a través de Soundcloud, ¿verdad? ¿Cómo ha funcionado la relación creativa?

Al principio fue muy emocionante, yo no me creía que había comprado mi álbum en iTunes para pinchar temas y que le gustaba mi música…

Una vez nos pusimos a trabajar todo salió de forma bastante estrecha, la verdad. Hacíamos las sesiones cada uno desde su estudio conectándonos en Skype. Así a pesar de que había barrera por la distancia todo era bastante cercano.

A mi Mark (Dubbel Dutch) indirectamente ya me había inspirado porque produjo algunos tracks en el último album de Popcaan que escuché muchísimo hace dos veranos.

¿Hay más colaboraciones con éste o con otros artistas esperando?

Con Dubbel Dutch vamos a hacer mas cosas, y tengo algo en la recamara con un niño de aquí Spain.

Y ahora una canción con Paul Marmota. ¿Cómo has ido encontrándote con los distintos productores en tu carrera?

En realidad no he decidido ningún productor previamente ni negociado nada. Los productores con los que he colaborado me han escrito por que les gustaba mi música y yo he trabajado con los que mas me gustan.

Explicabas recientemente en Broadly que lo que mas te interesa son las melodías. ¿Estudias a los jamaicanos para encontrar nuevas? ¿Simplemente dejas que surja? ¿Como las trabajas?

A lo que me refiero es que en mi música tienen más peso las melodías porque es donde yo más luzco, más que haciendo letras.

No porque yo lo haya pensado o porque haya intención de que sea así sino porque quizá es en lo que tengo mas background, en músicas melodicas, al escuchar mucho fraseo de música en inglés…

Y sobre estudiarles, pues te respondo lo mismo: nada de eso es forzado, todo viene de mi background. Es decir la música que yo escucho en mi día a día que se va renovando, es algo natural.

Parece que las melodías cada vez van teniendo más peso dentro de géneros como el Hip Hop y demás. ¿Crees que esta apertura te ha permitido llegar a más público?

No tiene nada que ver. Eso es quizá en el new Hip Hop o el Trap, pero en el Dancehall se lleva mucho el fraseo y lo rítmico, lo de las melodías es mi manera de cantar, de sentir y de hacer música.

Tengo mucha mas capacidad para generar melodías buenas que letras buenas.

Hubo un tiempo en el que el Dancehall en España estaba limitado a un sector muy cerrado y alternativo, como decías hace poco en Twitter. ¿Sentías esta especie de olor a cerrado en el género aquí?

Yo sí que siento ese olor a cerrado porque están a 10 años de lo que se hace en Jamaica o en Nigeria o en otros sitios que ese tipo de sonidos pasan al circuito internacional. La situación que había era lo que me llevó  un poco a hacer mis cosas.

En Barcelona hay clubs y sounds, algunos más que otros, que sí que están enterados y al día de lo que pasa pero también es un circuito cerrado.  La mayoría son dancers, promotores… Es un poco elitista, la gente que sabe mas de eso y ya. Los otros nada… vamos la sensación que yo tengo. Y mucha gente de estos círculos no entiende o no le gusta mi música.

Tu figura ha sido clave para evolucionar la forma en que se ve el Dancehall aquí. ¿Como crees que has actualizado la forma de entenderlo?

Creo que aún queda mucho por entender, pero en todo en la vida… 2017, Internet, autogestión, yo que se.

Que como no me van a llegar cosas de Jamaica a mi casa si tengo Internet y como no voy a entenderlo, quererlo y respetarlo aunque no este ahí si aquí es una parte muy importante de mi vida.