#Fresh talent

Estamos hablando con Sammus

"Sixteen bars, eight beats, one blaster."

13.12.16
Frankie Pizá

Quiere que al escuchar su música, sepamos que “estamos hablando con ella”. Quiere que dialoguemos internamente con sus experiencias, con sus dilemas y con sus creencias, aquellas que cuenta con una transparencia reivindicativa e inteligente.

No hay suficiente raperas como Sammus: la de Ithaca (Nueva York) no teme incomodar, ni a los juicios acelerados sobre su persona y música. Cuando habla de “Song About Sex” en una entrevista, dice claramente que la hizo pensando en “irritar a ese tipo de hombres que la consideran una rapera “consciente” porque no habla de sexo y de su cuerpo”.

En las canciones de su álbum debut se describe a sí misma y retrata la feminidad afroamericana en su propio contexto; una nerd, gran aficionada a los videojuegos, que habla de las virtudes de la terapia, el pánico moral, la identidad africana en el reino occidental, la censura y sin artificios sobre su condición en un mundo sin ética y sin valores, en el que la multitud tan solo hace ruido y ninguna posición es suficientemente firme.

Ella lo llama “Black Girl Nerd Magic”; en “Pieces In Space” hay una canción que supera el conjunto que está inspirada directamente en la polémica del Gamergate, a partir de agosto del 2014. Comments Disabled” trata con ironía y sin tapujos lo deplorable de la situación desde el punto de vista femenino.

Aunque el Gamergate es “oficialmente” considerada una “revuelta del consumidor” en la industria de los videojuegos, criticándose la poca ética periodística de las publicaciones especializadas y los acuerdos de favor con las empresas desarrolladoras, gran parte de la polémica despertada tuvo que ver con el sexismo.

En Estados Unidos, las desarrolladoras Zoë Quinn y Brianna Wu, así como la periodista Anita Sarkeesian criticaron abiertamente esta tendencia en el espectro de los gamers; particularmente preocupante fue el caso de Quinn, quien llegó a recibir amenazas de violación y muerte debido a una campaña de desprestigio orquestada por su ex-novio.

Detrás de Sammus se encuentra Enongo Lumumba-Kasongo; produce y decide hasta el último elemento de su álbum debut, perfilando una artista autónoma y sincera en un mundo lleno de ficciones y consumo rápido, el del Hip Hop.

En su disco debut para Don Giovanni Records aparecen colaboraciones de Homeboy Sandman, Latasha Alcindor, Jean Grae y Open Mike Eagle, éste último la gran influencia detrás del proceso de maduración artístico de Sammus.