#Fresh talent

Presión arterial bajo mínimos en el Reguetón de mntjy

07.07.16
Frankie Pizá

“Amigo soy de la noche, aunque me rodee tanta maldad”. 

Tras la vasodilatación, las fibras musculares se relajan y disminuye la presión arterial. Justo antes de la hipotermia, la adrenalina comienza a segregarse de forma suave e imperceptible. Las sensaciones se parecen a cuando la anestesia aún no ha hecho efecto en nuestro cuerpo, ese instante justo antes de que todo se vuelva oscuro.

Así, en el estado previo a la congelación, aunque sin el aire siniestro y gótico del grupo de Houston y más bien con embellecidos que recuerdan a la era Kompakt o a Balam Acab, evoluciona el ritmo del single “de noche”. Las percusiones avanzan como si fueran una invención de algún combo latino inspirado en la Half Dead Organization.

Al momento, percibimos gestos y movimientos en cámara lenta, un entorno nocturno bañado por haces de luz proyectada en paredes humedecidas. Un por ahora desconocido costarricense convierte en una sensual escena trasnochada el éxito de 2006 “Soy Una Gargola” de Randy.

Aunque el primer título de mntjy merece una escucha atenta, éste es el single que mejor actuará sintetizando su proyecto musical: una versión del Reguetón ralentizada y etérea que avanza sobre ambientes placenteros y que se disipan lentamente junto a los ecos vocales. Todo parece estar suspendido, incluso la viciosa conducta que relata la letra.

mntjy demuestra con singles como estos cómo puede cambiar nuestra percepción de una genérica a menudo sometida a prejuicios e incapaz de atravesar los criterios de “calidad” de la mayoría de la población: un ritmo subyugante, un deterioro vocal adecuado y una cadencia construida a base de Ambient y signos de producción Trap que bien podría haberse albergado en los comienzos de Tri Angle.

Al escuchar el trabajo del productor de 19 años de edad es inevitable pensar en Bala Club y en figuras como la de Blaze Kidd; el ecuatoriano ya se acercó a este mood de forma especialmente brillante (aunque no tan  acompañado de beats servidos por Palmistry, y el colectivo londinense está formalizando su enfoque vanguardista y a la vez intimista de la música urbana de origen latino.

Una de las artistas ligadas a Bala Club, malibu, interviene en “te deseo”, una versión que enfría bajo cero el éxito de Zion & Lennox, “Pierdo La Cabeza”. Coral Casino también contribuye a uno de los singles de “Her Note”, un documento con un sonido pálido y

Existen claros signos que apuntan a un diseño sonoro que en ocasiones recuerda a artistas como Holy Other; cortes como “tan bien” y su extrema congestión suenen al pasado, aunque otros como “ella” y “se quita la ropa” resultan reveladores por su belleza y elegancia. Éste último mencionado es el que más presencia da al tresillo en su estructura rítmica.

Con el Reguetón y otros géneros de origen caribeño viéndose desfigurados y revisados por diferentes artistas de vanguardia y no vanguardia, con el Dancehall más que nunca en el punto de mira de la cultura de masas, es hora de preguntarnos qué versiones de éstos ejercicios merecen de verdad nuestra atención.