#Fresh talent

Fresh Talent: Binker & Moses

"Dem Ones."

21.05.15
Frankie Pizá

La escasez de recursos aporta la creatividad necesaria para sustituir lo que a veces se consigue con demasiado ornamento o excesivo control del detalle. El menos es más en la creatividad y terreno jazzístico que proponen el dúo Binker & Moses está dejando atónitos a los expertos y aficionados al Jazz por igual, ya que hacía tiempo que una propuesta tan minimalista y alejada de las técnicas de grabación comunes no recibía tanta atención y opiniones.

Inspirados por la improvisación y expansión de miras musicales que marcó la última etapa creativa de John Coltrane o Albert Ayler, o el saxofonista todavía en activo Charles Lloyd (al que ambos citan como influencia clave), Binker Golding Moses Boyd consiguen construir un discurso que unifica de forma visceral y muy natural experimentación, intuición y primitivismo.

Un saxofón y una batería, mucha fuerza y efusividad, es lo único que han necesitado para crear «Dem Ones», una de las sorpresas en el plano jazzístico actual y reciente junto a Kamasi Washington y su «The Epic» o proyectos como el de ZS, Christian Scott, Makaya McCraven o Matana Roberts.

Al igual que el mencionado Makaya, Moses imprime a su batería un júbilo y energía inauditos, desviando el instrumento de su normal encorsetamiento tradicional, mientras que Binker hace lo propio con el viento, oscilando entre ferocidad y emotividad.

Habiendo estado de gira acompañando a uno de los recientes fichajes de Brownswood, Zara McFarlane, ambos se reunieron en el Zelig Studio de Mark Ronson y grabaron el álbum al completo (las 6 piezas) directamente a una antigua grabadora de cinta Studer 1/4″ ubicada en la habitación contigua. El resultado es imponente y envolvente, justo lo contrario que podríamos esperar o imaginar de un dúo saxofón/batería. Lo demuestran cortes como «Black Ave Maria» o «Man Like GP».