#Fresh talent

Dwn2earth, Atlanta y los tótems r&b

Seguimos los primeros pasos del newcomer de Atlanta y su obsesión por el r&b clásico.

02.08.18
Antoni Ripoll

Texto de Guillermo Estrada-Nora. 

Desde Atlanta y renovando los sonidos clásicos de la ciudad llega el jovencísimo Dwn2earth. La primera impresión que el receptor se lleva tras escuchar los escasos tracks de sus perfiles de YouTube o Spotify es una cierta similitud sonora con otras figuras del r&b contemporáneo como son Partynextdoor o NAV.

Además, la conexión con estos dos artistas se da en otro plano; al igual que ellos, Dwn2earth produce y vocaliza sus propios tracks. En otras palabras, tiene el control total de su obra.

Esto no quita que el de Atlanta no haga horas extras produciendo a terceros. Suyas son, por ejemplo, las instrumentales para “Depends” o “Stressin” de Madeintyo. En definitiva, una figura hiperactiva y conectada con el presente de su escena.

Lo vimos estrenarse online a través de SoundCloud con el hit “TLC”, con una producción y una cadencia que recuerdan a Partynextdoor o incluso a Young Thug. Después de este estreno publicó algunos singles como “Timeless” o “I Didn’t Know”, hasta llegar a la culminación de su primer EP bautizado con su propio nombre, “DWN2EARTH”.

El debut, publicado por Private Club Records el pasado febrero consta de cinco cortes donde enlaza el sonido Atlanta con las influencias del r&b clásico (el corte principal, “Jodeci”, no deja lugar a dudas). Destacan también canciones como “I’m So Cold” o “Stay Tho”.

Hace algo más de una semana nos presentó su último single, “Stone Cold”, una producción upbeat melancólica perfectamente encajada en el mood nostálgico que sugieren los lyrics.

“Cosmo Wanda, ballin’ like the Mav team
We need fat rings with the belt that matches
Hot like matches but still need a jacket
Pull up magic I feel like Aladdin”

El artista no ha confirmado todavía sus próximos releases, pero estaremos atentos a sus siguientes movimientos. De momento llama la atención su cuenta de Instagram estos días, dominada por la estética fluorescente y psicodélica de la portada de su último single.