#Fresh talent

DJ Haram: Expandiendo los límites de lo que consideramos club

27.05.16
Frankie Pizá

Foto de E. Jane.

A pesar de sus ideales primigenios basados en el amor, la comunidad y la igualdad, la música de club está aún sostenida sobre unos cimientos  y leyes establecidas en las que existe discriminación. El formato club occidental sigue observándose a grandes rasgos como un nicho de masculinidad donde la mujer es invitada y no parte directa de la acción constructora.

Existen cada vez más excepciones, aunque la imagen global y panorámica sigue siendo la de falta de paridad; es paradójico que un movimiento generado a partir de minorías que buscaban su propia vía de escape haya sido capaz de generar comportamientos machistas, racistas y moralmente cuestionables con el paso del tiempo y la estandarización.

Si primero GHE20G0TH1K, después Janus Berlin y ahora Native Self o PROGRESSO están rompiendo normas en cuanto a la “continuidad” y concepción tradicional del DJ o del formato, otros colectivos están luchando directamente para derrumbar la discriminación femenina (sistemática o inconsciente) haciéndose oír con sus propuestas.

Hace ya varios meses hablamos de Discwoman a través de la atención que profesamos sobre una de sus principales artistas: DJ Haram. La artista, que responde al nombre real de Abdul Kadir, pasaba a formar parte de la “agencia” o plataforma (fundada en Nueva York por Frankie Hutchinson, Emma Burgess-Olson (Umfang) y Christine Tranpara“la lucha por el empoderamiento femenina en el mundo de la música electrónica”.

DJ Haram en concreto opera bajo el paraguas de ATM, otro colectivo con similar naturaleza asentado en Filadelfia que también implica a Marcelline Mandeng, E. Jane (50% del dúo SCRAAATCH) y lawd knows.

En una reciente entrevista con Mixmag, se profundiza sobre el carisma del grupo y periódica noche de club: la idea es aniquilar cualquier preconcepción musical, estética o sexual ligada a la pista de baile. “We want to continue to be a platform for fellow fugitives” comentan sobre su personalidad y objetivos.

Haram está poco a poco ganando espacio y atención dentro de la escena club experimental y actuando como modelo y ejemplo para otras artistas en sus mismos términos y entusiasmo: es homosexual y con raíces musulmanas, de ahí su nombre artístico (“haram” es algo prohibido en el Islam), y en sus producciones (recientemente para Abdu Ali) o mixes se puede observar un conglomerado de influencias apasionante.

Ella misma es la encarnación perfecta de lo que su colectivo persigue: expandir los límites de lo que “se puede o no se puede” escuchar o considerar club. Jersey Club (ella creció en Nueva Jersey), UK-Funky, Ballroom, Hip Hop y otras genéricas aparecen en su reciente selección para Mixpak.

En el tracklist aparecen nombres conocidos: Lotic, Mya Gomez o Imaabs. Recientemente entregó dos cortes originales para la compilación “DISMISS U”: “A femme-only journey that stays far from the path of single geographical locations and genres” confeccionada por 8ULENTINATobago Tracks.

En estos momentos se encuentra rodando por Estados Unidos con su particular “Ramadan” tour.