#Fresh talent

Dedo Amarillo: imágenes de calma desde el sur

Desde Málaga nos llega uno de los debuts más sorprendentes y balsámicos de este 2018, "Solo Es Humo", editado en Squaring The Circle.

03.05.18
Carles Novellas

El talento no entiende de edad. El misterioso malagueño que se esconde detrás del curioso nombre de Dedo Amarillo lleva ya unos años en la tierra, pero es ahora -por las razones que sean- cuando se ha decidido a sacar su música a la luz del día.

En ello también han tenido mucho que ver las buenas personas de Squaring The Circle, un sello que conocimos gracias a “The Mist”, de Lost Twin, y que no sacaban nada precisamente desde aquél release, fechado en 2014.

Así pues, ya tenemos fijado uno de los elementos clave de “Solo Es Humo”: la calma, la parsimonia, la lentitud y el tiempo detenido. El disco suena y discurre de esta manera, con piezas breves de guitarra que parecen esbozos, acordes filtrados por pedales y loops sutiles y leves capas de ambientes orgánicos y evanescentes. No hay voces ni tampoco apenas ritmos. Música meditativa y perfecta para escapar por unos minutos (30 en concreto) del ruido del mundo.

Un disco que también recuerda de alguna manera a otro del que os hablamos por aquí hace unas semanas, “Start-Finish”, de J.G.G.

Solo es humo’ son muchas canciones en una, fragmentos pensados para esa clase de personas que, al escuchar un tema, crea imágenes en su cabeza para acompañarlo. Dedo Amarillo, más allá de una banda sonora, es una experiencia audiovisual en sí misma. Pura cinemática.

Ya lo habéis leido más arriba: el proyecto de Dedo Amarillo tiene, además de la sonora, una segunda dimensión, visual, casi tan importante como la primera.

Los realizadores Pedro J. Saavedra, Gabriel Tineo, Claudia Ihrek, Pablo Otín y Victoria Gómez han creado exclusivamente cinco piezas de video para cinco de las canciones del disco, proyectando de esta forma la música de Dedo Amarillo hacia otros lugares.

Aquí podéis ver tres de estas piezas: