#Fresh talent

Choker: devoción por Frank Ocean

El compositor y cantante de Michigan edita "Honeyboom", una vuelta de tuerca a la sensibilidad de los primeros trabajos de Frank Ocean. 

08.08.18
Antoni Ripoll

Texto de  Guillermo Estrada-Nora. 

Procedente de Michigan, con 22 años y no demasiado recorrido desbloqueado en su carrera musical, Choker nos presenta su adictivo sonido.

Cercano al r&b psicodélico y con una evidente atracción por la figura de Frank Ocean, su contenido se envuelve de una sensibilidad y un código sonoro muy cercano al del crooner de California. Más que pasión, devoción.

Hace apenas un año nos entregó su primer trabajo “Peak”, donde se mantuvo dentro del espectro underground. En este trabajo destacaron tracks como “El Dorado” o “Mango“, en lo que fue la primera muestra de la autenticidad de su figura.

Ahora nos presenta “Honeyboom”, donde el artista responde a las expectativas generadas. Un álbum sólidamente construido, donde es destacable el trabajo de producción y las melodías vocales que el propio artista ha compuesto e interpretado. El sonido suave, salpicado de psicodelia y aires lo-fi, es uno de los anzuelos del disco. Podemos apreciar esta cualidad en cortes como “Rocket”, “Daisy” o “Suzuki Peaches”.

Por otra parte, en una entrevista que concedió hace un año para Pigeons & Planes, el compositor confesaba estar influenciado por artistas como Feist, Björk, The Postal Service o Sufjan Stevens. También desgranó sus objetivos musicales, centrándose en el camino para conectar emocionalmente con los jóvenes que no se sienten válidos y que necesitan que les recuerden que no están solos.

De hecho el concepto de soledad es uno de los temas centrales de su personaje, no sólo representado en sus letras sino también en su forma de mover su carrera musical. Un artista que parece no pedir ni necesitar reconocimiento, cómodo en su situación de altavoz emocional, de expositor de sus propios ángeles y demonios. Por ahora.