#Artículos

Za! desvelan fetiches del nuevo álbum

Edi Pou y Pau Rodríguez publican "Pachinko Plex" y desvelan cinco canciones/artistas/vídeos que han tenido un peso especial en el proceso de grabación del álbum. Atención al último de ellos.

16.05.18
Carles Novellas

Fotos: Mar Merino & Chez Raton

Za! no son un grupo cualquiera. Viven y existen en su propio universo y no se parecen a nadie. Eso no quiere decir que sean una banda cerrada y ajena al exterior. Al contrario: están atentos a todo lo que sucede a su alrededor y absorben sonidos llegados de todas partes, terrenales e incluso del más allá. Con las orejas bien abiertas y el sentido del humor siempre por delante de cualquier otra consideración.

Acaban de sacar “Pachinko Plex” (publicado en su propio sello, Gandula), sexto álbum y nueva demostración de talento desmesurado y marcianismo máximo; llama la atención la abundancia de electrónica y sintes, y en una primera escucha también pueden sobresalir las percusiones africanas a lo Konono nº1 y los filtros vocales extremos (como en “Ochate Kiè” o “Avances 1 2 3”. De todas formas, sospechamos que cada oyente tendrá su propia experiencia, diferente a la de otros, y que cada vez que nos lo pongamos será diferente al anterior. Hay tanta riqueza en la música de Za! que no es extraño sentir mareos. De placer, claro.

El disco por cierto, ha sido grabado por ellos mismos en su estudio de ensayo de la Fabra i Coats de Barcelona, y se publica en su propia plataforma, Gandula, junto a otros siete sellos amigos repartidos por todo el mundo: A Tant Rêver du Roi (Francia), Valve (Australia), Moorworks (Japón), Fun in The Church (Alemania), Lovers & Lollypops (Portugal), Keroxen (Islas Canarias) y The Audacious Art Experiment (Reino Unido).

Brendan Canty, de los mítico Fugazi, desvela algunas claves -como los viajes a Mozambique y Japón- en el texto que ha escrito para acompañar el lanzamiento del álbum:

There are global influences, I have been told from their time teaching in Mozambique and Swaziland, and from their close study of such Japanese noise bands as the Boredoms and the in the general idea of the Pachinko machines referenced throughout. And there are hints of interstellar influences, as in when they insert Carl Sagans words on “Avances 1 2 3”. There is a lovely Jazz piece called Solo Chezz, that would be at home on a Brian Blade record. It is meant to be taken as a full record and each piece unfolds on top of one another until the suite of chaos, field recordings, melody, percussion and horns create a big portrait of two musicians turned scientists in a laboratory. In control of their own skills and wills and trying their best to make sense out of the chaos.

Conociendo ya de antemano esa capacidad de esponja-bayeta que recoge y recicla todo a su paso, hemos pedido a Edi y Pau que nos escogieran cinco influencia en forma de vídeo y/o canción que hubieran jugado un papel importante en “Pachinko Plex”, y que nos contaran por qué.

Y hay sorpresas. Lo que en su caso, en realidad, no debería ser ya ninguna sorpresa.


Geinoh Yamashirogumi – AKIRA OST – Kaneda’s Theme

La banda sonora de Akira nos ha obsesionado a los dos desde adolescentes, sin conocernos todavía. Sabe juntar tradición, futurismo freak, misticismo artificial, polimetrías excitantes y nivel de misterio 9,8. Siempre la hemos copiado y homenajeado. Nuestro sueño sería hacer la banda sonora de una secuela protagonizada por Rick y Morty.

Jlin – Black Diamond

Este tema suena increíble en la furgo de Papadupau. Samplers originales, orgánicos y flowaco rítmico. Este es el primer disco que hacemos sin guitarras y utilizando el ordenador, el MIDI y los triggers como herramientas; sonoridades como la de esta canción han sido muy inspiradoras, aunque al final el resultado no tenga nada que ver, tanto por el proceso seguido como por nuestras limitaciones técnicas. Invitamos a Jlin a marcarse un live en la furgo de Papadupau, de verdad que es donde suena mejor. Cuando quiera le pasamos la contraseña del bluetooth.

Xidimingwana – Xikona 

Conocimos a este artista tocando en Mozambique. Coincidimos en el festival Azgo de Maputo y luego le vimos en un local DIY de artistas en la misma capital. Es un referente popular en el país, también para los jóvenes, y un gran defensor de la cultura pre-colonial. Musicalmente es como el Peret de la rumba mozambiqueña, le llamamos Papa Rumba porque su nombre es difícil de recordar. Sus conciertos son un derroche de frescor, de humor y de ir tirando. Entre canción y canción se marcaba unos chistes hablando con su guitarra, un rollo entre Gila y José Luis Moreno. Su voz y su guitarra parlante aparece en “Maningue Nais”, nuestro tema dedicado a todo lo que aprendimos en los talleres y conciertos en ese país.

Coleman Hawkins – Love Song from Apache

En un concierto de Dúo Cobra del año 2011, Javi Fluzo empezó a scratchear esta canción mientras hablaba del concepto del FLOW. Siete años después, sampleamos unos segundos del tema para improvisar varias tomas encima, en el local. Después nuestro amigo Morgan Caney lo mezcló, lo pasó por la pelu y el resultado es Solo Chezz, el tema más distinto del disco, jazz en estado pureta. Siempre nos gusta meter un tema-despiste, en el Wanananai fue el funk de Mr.Reality, en Loloismo fue el hip-hop de Don Autoleyendas y aquí homenajeamos la estética estática del pantalón blanco, el chaleco y la coleta sucia.

Melendi – Saraluna

Podríamos añadir a los indonesios Senyawa por su versatilidad, a las japonesas OOIOO por su energía, a Jon Hassell por su calmismo, a Los Manises por su humor, al trap por sus subs, o a Paco de Lucía entre nuestras últimas influencias más fuertes… pero no podemos escondernos: Melendi ha estado muy presente. Y no sólo porque Spazzfrica curre en Cadena Dial este año. Saraluna ha sido uno de los temas estrella de nuestras últimas giras: lo hemos analizado a conciencia, sobre todo en estados de insconsciencia. El arte lírico de Melendi, sus metáforas, alegorías y giros lingüísticos nos han llevado a la conclusión que teníamos que hacer muchas menos letras en este disco.