#Artículos

Trill se ha hecho con momentos como estos

3 de las noches que mejor han definido el carácter de la fiesta comentadas por 3 de sus residentes.

24.11.16
Frankie Pizá

La cultura de club tiene ya décadas; se ha hablado de ella de muchas formas y tanto sus fundamentos como su evolución son de propiedad global. La cultura de club ha ido cambiando según las necesidades de los aficionados y también de la propia música; se trata en cualquier caso de un contexto en el que hay elementos y patrones que se suelen repetir.

En tiempos efímeros y en los que estamos desviando cada vez más acciones o comportamientos al entorno digital resulta complicado resistir; la longevidad no es una característica de nuestra era y conseguirla depende de atributos como la comunión, el carácter y la rentabilidad.

Trill tiene ese identidad, y a su alrededor hay ya una gran comunidad que no para de crecer. Y todo comenzó sin adelantarse a los acontecimientos: muchos clubes actuales ponen el tejado antes que el primer ladrillo y no esperan a que sean los propios hechos los que les definan.

La cita semanal en la Sala Razzmatazz se comprende ya como una marca más que una simple fiesta. Son 3 años en los que han demostrado que existe público también en una ciudad como Barcelona para propuestas que salen de los márgenes y van al unísono con la actualidad.

Y han probado que fidelizar a la audiencia tiene mucho que ver con comportarse como tal. Todos hemos tenido alguna vez ese pensamiento o ese drop momentáneo: cuando escuchamos a un nuevo artista e intuimos que pronto le podremos ver en Trill.

Un fenómeno que se forma con cada una de sus ediciones y no tiene miedo a que la mutabilidad de la mencionada cultura de club acelere aún más; porque esa frecuencia de refresco no les asusta, más bien les representa.

3 de los residentes seleccionan aquí sus momentos para el recuerdo cuando se cumplen 3 años de la llegada de Trill al contexto club en Barcelona.

TONER

9.09.2016 // Arca + Ángel Molina + Toner

Por voluntad expresa del artista el evento se anunció con un solo día de antelación y cogió a todo el mundo por sorpresa: a los medios, al público y a mi, que tenía que cerrarle el set al bueno de Arca. Llegué a la Rex muy pronto y lo encontré en la pista con su look de otro mundo: plataformas, medias desgarradas, cadenas industriales a modo de collar y una camiseta HBA transparente talla xxs.

Lo primero que confirmé es que en persona, Arca es pura magia. Si sus producciones se encuentran en un lugar cercano al apocalipsis bíblico, su carácter está en el polo opuesto, todo luz y optimismo. Luego vino su set que también fue alucinante, pero ya se habló de esto en su momento.

Esta es mi noche favorita porque es justo cuando me di cuenta de que en Barcelona se pueden hacer cosas relevantes en un plano experimental, en horario nocturno y en un club como Razz. De hecho, a partir de entonces la orientación de Trill ha girado ligeramente hacia el universo post-lo-que-sea, con artistas de Naafi, Staycore o Bala Club. Esta es la forma de las cosas que van a venir en 2017.

Y volviendo a Arca, me hubiera dado mucha pena traerlo y tener que conformarme con una pista vacía y cuatro fotos de la farándula que ha venido para estar en el backstage. Sin embargo ahí hubo vida. Trill no es una exposición sino un club en su sentido más físico, y la idea es llevar este concepto al extremo. Si algún día hay que prohibir las fotos y los vídeos para garantizar la experiencia in situ, se hará.

DJ2D2

27.08.2016 // DJ Spinn + Sinjin Hawke b2b Zora Jones + enpunto

Recuerdo perfectamente el momento y lugar dónde Zora me presentó a Alan aka Sinjin Hawke. Él acababa de aterrizar en Barcelona y justo ese día, Zora pinchaba en un evento de moda en el cual yo también participaba. Era el año 2011 y no recuerdo bien como fue la cosa pero al poco tiempo de aquello, celebré mi cumpleaños e invité a varios amigos y conocidos a pinchar.

Sinjin era uno de ellos y su set me dejó perplejo, así que cuando me dijo que todo lo que había puesto era suyo, supe que estaba ante alguien con un potencial increíble. Desde entonces se ha convertido en mi productor y DJ favorito. Me parece uno de los artistas con más talento de su generación.

Una noche compartíamos taxi y le solté: “¿De verdad que te vas a quedar en Barcelona?” Le dije que tenía claro que esto se le quedaba pequeño y que sería más fácil trabajar en un país que tuviera una industria musical a su altura. Él estaba convencido en quedarse así que cuando dos años después me dijo que se iba, no me pilló por sorpresa.

La sesión en Trill era la despedida y además tenían a DJ Spinn de invitado. No podía faltar. Llegar a la Rex y encontrarme por sorpresa a dos personas que también participaron en aquel, ya lejano cumpleaños: Kigo y Noaipre, hizo que la experiencia fuera, si cabe, más emotiva. En la pista la familia Iberian Juke local lo dio todo, convirtiendo aquella noche en una noche para recordar.

SANATRUJA

23.05.2015 // Shlohmo live + Purple live + Toner

Yo creo que programamos a Shlohmo en el momento ideal, justo cuando publicaba su mejor álbum, el “Dark Red”. En su directo interpretaba este disco con banda (un bajista, un batería y Shlohmo al micro y a los sintes). Supo crear el tipo de atmósfera que solo él está autorizado a crear, entre el imaginario Witch House y una rave noventera.

Esa noche pasaron un montón de cosas. En primer lugar conocí a ETM, productor de la ciudad que ha acabado siendo beatmaker de Dellafuente y Pedro LaDroga. Luego Shlohmo se obsesionó por un track que sonaba en la sesión del residente, nada menos que “Burgundy” de Pxxr Gvng (no sé si esto dio pie a alguna colaboración pero debería).

Luego, casi al final de la noche me enteré que había venido D33J, miembro de Wedidit que siempre me ha encantado. Resulta que D33J era el bajista de Shlohmo en su gira europea. Al final de la noche nos pidió hacer un b2b con nuestro residente Toner y ya la noche pasó a otro nivel: D33J es una bestia parda en cabina, y eso que ni siquiera pinchó con su pendrive.