#Artículos

This is Hi Tech-Jazz: Timeline como máximo exponente de la filosofía UR

06.06.16
Frankie Pizá

«This is not Techno! This is not Techno! This, this, this, this, this, this is hi-tech jazz!»

Así se dirige al público el presentador del histórico concierto que la banda Galaxy 2 Galaxy ofreció en el festival japonés Metamorphose en 2005. Se trata del momento previo a la interpretación del track que mejor ha definido la ideología sonora de Underground Resistance durante sus casi 30 años de trayectoria: «Hi-Tech Jazz».

«Beyond words.» «The sound of hope of hopeless.» «This song destroys darkness.» «Truly out of this world» son comentarios que se pueden leer durante el scroll en YouTube. El documento en vídeo capta a pesar de su antigüedad y baja calidad la emoción de una composición que ha conseguido trascender más allá de los límites de lo puramente musical o estético.

Editado en 1993 como parte del primer release de la formación como Galaxy 2 Galaxy, la pieza destaca por su homogeneidad en cuanto a elementos instrumentales y electrónicos y unas inspiradoras melodías que lo han convertido en un estándar del género.

Su carisma, las frases de saxofón y su afinación tan peculiar y los detalles a base de la Roland TB-303 trasladaron fuera del papel y de forma creíble unos razonamientos que comenzaron a gestarse entre 1986 y 1987.

«Nation 2 Nation».

«When man and machine musically respect each others abilities.»

En palabras del propio «Mad» Mike Banks, ese es el punto de encuentro y circunstancia que llevó a los integrantes primarios de UR a engendrar un concepto capaz de reorientar la esencia del Techno procedente de Detroit.

Inspirándose en los primeros experimentos entre sintetizadores y patrones jazzísticos documentados (Sun Ra, Jon Appleton y Don Cherry, el Herbie Hancock de «NoBu» o «Sextant», Weather Report, Stanley Clarke, etc), derribaron la creencia de que el Jazz y la filosofía adquirida del «hombre-máquina» heredada de Kraftwerk no podían relacionarse.

3 años antes, en 1990, ésta dirección creativa ya tuvo su primera muestra al editarse «Nation 2 Nation» como quinta referencia del catálogo de UR. El proyecto de un esporádico bajista de Parliament/Funkadelic, un DJ conocido como The Wizard y el joven rapero Robert Hood estaba en sus primeros compases, aunque ya presentaba las características que les identificarían como colectivo.

«Nation 2 Nation» es el predecesor en cuanto a intenciones de «Hi-Tech Jazz»; armonías de sintetizador entran en contacto con el drama y sensibilidad electrónica de la primera y UR, por aquel entonces casi una personificación de las influencias que confluían dentro del carácter de Jeff Mills: rasgos industriales, House y Acid de Chicago y reminiscencias Electro.

Aquella composición supondría un paréntesis en la UR más cáustica e indiscriminada en sus planteamientos sonoros y marcaría el camino que después perfeccionaría Banks. Sería él, el líder de la comunidad tras la marcha de Mills, quien elevaría esa fórmula a un nuevo nivel de coherencia, tal y como hizo unos años antes comunicando R&B y Techno en propuestas como Members Of The House («Reach Out For The Love»).

Posteriormente, nuevos ejemplos como «Transition» o «Jupiter Jazz» seguirían desarrollando la estética y dando relevancia al concepto dentro del catálogo de Underground Resistance.

El pináculo de una filosofía sonora y vital. 

Underground Resistance fue concebida con el énfasis de permanecer independiente y usar la música como elemento concienciador: construyeron una identidad sonora y visual que pronto se convertiría en la idea general ligada al Techno de la ciudad, un espíritu que canalizaba la deprimente situación de una Detroit devastada por la crisis industrial y el neoliberalismo Reagan sobre los bocetos e ideas musicales de los tres de Belleville.

Una actitud confrontacional heredada de actos como Public Enemy, una estética militarizada y politizada (limítrofe a ideología comunista) a modo de guerrilla se unieron a una conducta autónoma/DIY y objetivos que pretendían salvaguardar el espíritu musical de Detroit esquivando la colonización del mainstream o las grandes compañías. La música de UR es a su vez una vía de escape casi terapéutica y una respuesta a las circunstancias y realidad de Detroit: una forma de autodeterminación con un propósito generativo.

Probablemente la más consistente y comprometida fuente de activismo sonoro y electrónico jamás concebida, Underground Resistance no solo se fijaba y enfatizaba sobre su deseo de cambio en Detroit o la ciencia ficción.

La idea de sensibilización y adoctrinamiento iba más lejos del ámbito y situación local o cualquier mitología: referencias al Subcomandante Marcos (sobre todo en el sello Red Planet), acciones paralelas por la instrucción y educación de los más jóvenes y referencias solidarias para víctimas del sistema como Yoshihiro Hattori o Chris Hani aparecían en tracks como «Journey Of The Dragons».

«Hi-Tech Jazz», en concreto, es la cristalización de una idea sonora y conceptual y a su vez un llamamiento a la esperanza que llena de energía vital y motivación a todo el que lo escucha. Sus cualidades naturales han formalizado su perfil como una suerte de himno para invocar y honrar el espíritu UR.

«It (hi-tech jazz) is respect for our roots, our past, but with a definite eye towards evolving technologies and the future possibilities of jazz, keeping in mind the forgotten tradition of jazz’s dance roots.»

–»Mad» Mike Banks.

La línea del tiempo.

Tras años de propuestas para llevar a la banda de directo a los escenarios, no fue hasta 2001 cuando Banks accedió a representar por primera vez parte del material bajo esa denominación. Con una formación de cuatro músicos, los primeros experimentos llegaron tras la curaduría de Jeff Mills. En la nota de prensa de «A Hi-Tech Jazz Compilation» publicada por UR se puede leer:

«Banks considered many offers but UR’s intense production schedule, inherent reclusiveness and inability to find the right circumstances all led to this tour never materializing.»

«It wasn’t until 2001 when called on by lifetime UR member Jeff Mills for a conceptual show he was doing in Tokyo called «Time Sensitive» that Banks decided it was time to roll. Knowing that Jeff would create the correct atmosphere for the band Banks decided to do a small 4 man band called «Timeline» which conviently fitted in with Jeff’s concept as well as representing a cross section of time with varying UR band members ranging from old battle hardened veterans to new up and coming artists/Dj’s.»

«Timeline was an experiment to see if this man machine/jazz concept could work live if so then Galaxy 2 Galaxy would surely be born.»

El nombre del proyecto está basado en la memoria de Derek Jamerson, miembro original de Galaxy 2 Galaxy e hijo del bajista de MotownJames Jamerson Jr., que murió a temprana edad: «The name of the group was based on the difference in time and the knowledge passed on between him and his father» aseguró Banks en una entrevista.

Timeline es hoy la encarnación de ese compromiso musical y espiritual, y con un plantel rotativo que incluye a miembros del colectivo como Banks, Gerald Mitchell, Raphael Merriweathers Jr., Dan ‘Dex’ Caballero, Darren McKinney, Mark Flash, Jon Dixon y De’Sean Jones, se presentarán en el SonarDôme el próximo viernes 17 de junio.

En este pasado artículo ya hablamos del estado actual de la escena electrónica en Detroit y las consecuencias de la mitología generada en las últimas décadas, sobre todo en cuanto a la percepción europea.