#Artículos

Juventud, exotismo y energía: The Voodoo Club, adidas Originals y SVD comparten la misma esencia

sivasdescalzo estrena un short film que conmemora el medio siglo de las zapatillas adidas Superstar en colaboración con The Voodoo Club, una comunidad que trae a Barcelona las músicas africanas más avanzadas.

19.12.19
Antoni Ripoll

A veces sucede que las entidades creativas conectan por motivos profundos, por su propia identidad, por sus principios.

Se trata de una colisión inevitable, al fin y al cabo, como lo es la ley de la gravedad: si dos o más marcas comparten la misma esencia es lógico (y deseable) que aprovechen esta sinergia.

Esto es justamente lo que ha sucedido con tres entidades creativas contemporáneas. Por un lado, The Voodoo Club, una comunidad dedicada a traer la música de vanguardia del presente y del futuro, desde África hasta Barcelona. Por otro, sivasdescalzo, referencia internacional en venta de zapatillas de ediciones limitadas y streetwear. Por último, adidas Originals, una marca tradicionalmente comprometida con la cultura urbana y el talento emergente.

Además, hay un buen motivo para esta triple conexión: el cincuenta aniversario de adidas Superstar, un modelo de zapatillas que ha pasado el test del tiempo y se ha convertido en un icono del streetwear. Durante 50 años, adidas Superstar ha cubierto los pies de atletas, músicos, diseñadores y mentes creativas que desafían los límites de sus disciplinas para promover el cambio y la innovación.

Para conmemorar el medio siglo de la influyente silueta, la tienda SVD lanza un short film exclusivo con la colaboración del colectivo local The Voodoo Club.

Desde 2018 The Voodoo Club ha transformado la música, los clubs y la escena de la moda en la metrópolis mediterránea, convertido en un referente creativo que se nutre del sonido, la cultura y los ritmos mientras comparte experiencias con la cultura local. Nacido de la falta de representación de los residentes africanos en la ciudad de Barcelona, se ha convertido en un próspero ecosistema, con una presencia cada vez mayor y una activa influencia en la capital catalana.
Tal y como ocurre con la Superstar, la versatilidad, innovación y diversidad son parte del ADN de The Voodoo Club, lo que nos permite explorar desde su mirada los 50 años de Superstar.

Para la producción del short film, SVD colabora con el estudio creativo local Querida Studio, la directora María Sosa Betancor y el fotógrafo Iñigo Viñas, para capturar la historia de The Voodoo Club y su fundador, Wekaforé Jibril, que interviene en la película como narrador. El rodaje tuvo lugar durante la decimoséptima sesión del colectivo, en el que capturó la capacidad del grupo para, a través de música, baile y arte, dejar su impronta en la ciudad de Barcelona, del mismo modo que la Superstar lo hizo en la historia.