#Artículos

SoundCloud Go: ¿Por qué y qué futuro tiene?

La llegada de su suscripción de pago, el cambio de modelo y experiencia que conlleva, así como la estrategia o transición de la compañía de cara al futuro a corto plazo sometida a análisis.

05.04.16
Frankie Pizá

«We’ve heard your concerns and want to clarify: SoundCloud will always have a free listening experience.»

–SoundCloud.

El modelo de SoundCloud cambia, y con sus modificaciones, nuestra relación y hábitos ligados a él. Hasta ahora, la plataforma asentada en Berlín había desarrollado una línea de crecimiento basada en la funcionalidad y con la intención de pulirse como herramienta de «descubrimiento» musical.

La idea principal de SoundCloud era ser omnipresente, que cada uno de esos artistas amateur, independientes o muy relevantes recurrieran a su sistema para impulsar sus canciones o archivar su discografía. Y de paso que cualquier usuario tuviera acceso a todo ese mundo tan solo pagando por una parcela más o menos ancha.

SoundCloud cambia de parecer y gira el timón hacia la amortización de su gran inversión inicial utilizando ese valor que ha ido acumulando durante su progresión: los usuarios. Llega SoundCloud Go. Ahora los que solemos utilizar SoundCloud para descubrir, archivar, trabajar o dar a conocer nuestros proyectos, deberemos pagar una cuota que ya no comprar únicamente el espacio o las herramientas, sino el acceso a un catálogo exclusivo, mayor, además de la disposición de toda la música de SoundCloud sin tener que depender de una conexión a Internet.

Ante un simple vistazo, es una suscripción a un modelo de pago que la compañía ha tardado en desvelar (por ahora tan solo en Estados Unidos) 1 año y medio. Aunque si profundizamos e intentamos prevenir el futuro, podemos observar que con un movimiento así la experiencia y valor de SoundCloud cambiará drásticamente: cada vez existirá menos contenido para los que lo usemos a la antigua usanza y eso nos llevará a tener que decidir si queremos invertir en Apple Music, Spotify, Tidal o directamente seguir buscando enlaces de descarga.

El posicionamiento de SoundCloud tras firmar con las más grandes discográficas y pedir ayuda a inversores es un resultado de una mala gestión o una estrategia a largo plazo? ¿Quiere de verdad SoundCloud competir con esos grandes colosos de los servicios de streaming? ¿Puede su reinvención de red social a servicio musical con catálogo hundir a la compañía? ¿Qué puede ocurrir cuando servicios con diferencias tan sutiles entre unos y otros y un modelo de negocio similar luchan por dominar la forma en que consumiremos música en un futuro a corto plazo?

Ya debatimos largo y tendido sobre las pretensiones (y estragos) de la plataforma en un pasado Roundtable, aunque con la nueva actualización ya hecha realidad, conviene también volver a consultar qué piensan artistas, expertos y usuarios sobre los últimos acontecimientos.

Invitados:

Antònia Folguera: 

Coordinadora de contenidos y comunicaciones en Sonar +D, OvalSound, Disboot y Lummerland. Se define a sí misma como Multimedia Adventurer y su trabajo se desarrolla a caballo entre el arte, la tecnología y la ciencia y especialmente allí donde se da la confluencia entre todas ellas. Amplia experiencia en radio online y TV.

Pere Solé: Productor afincado en Barcelona, en el pasado miembro del proyecto Downliners Sekt y actualmente a la cabeza de Motocross, iniciativa que utiliza SoundCloud como una de sus plataformas de distribución de contenido

Penélope Cerezo: Fotógrafa procedente de San Sebastián y DJ detrás del proyecto musical Ope Loeb.

Alvaro Granda: Productor de San Sebastián, 50% de Reykjavik606 junto a Borja Piñeiro y en solitario detrás de Kino Internacional

Andreu Llos: Diseñador y desarrollador web ubicado en Barcelona. Responsable de la programación en TIU, Indiespot o Fucking Young!, entre otros sites.

Está buscando SoundCloud realmente competir con Spotify o Apple Music? Tiene posibilidades en este sentido?

Antònia:  Dudo mucho que SoundCloud intente competir con ellos ya que no fue creado con la misma intención. SoundCloud se creó como una herramienta de difusión y colaboración, su naturaleza es ser viral. Aunque haya millones de usuarios que consumen música dentro de la plataforma, su punto fuerte ha sido la posibilidad de embeberse en blogs y redes sociales.

También tiene una dimensión social que Spotify e iTunes no tienen. SoundCloud surge en el momento en que se consolida el modelo de red social en que las reglas son seguir y ser seguido, esto ha llevado a la creación de comunidades muy fuertes dentro de la plataforma y niveles muy altos de interacción y engagement.

El aspecto social de Spotify e iTunes es patoso y poco desarrollado a causa de su naturaleza cerrada. El usuario de SoundCloud busca una experiencia distinta a la que le ofrecen iTunes, Spotify y los otros. Creo que lo peor que puede hacer SoundCloud es intentar parecerse a Spotify.

Los acuerdos que SoundCloud ha cerrado con las majors y sus planes de suscripción para oyentes (no creadores) son como la carta del Monopoly para salir libre de la cárcel. Es una cuestión de supervivencia.

El valor de SoundCloud es su gran cantidad de usuarios. El numero de usuarios de un servicio digital es un activo y su valor como empresa se calcula en base a ello. De no ser por esta enorme base de usuarios seguramente ya habrían cerrado y las majors discográficas no habrían demostrado ningún interés.

Pere: Igual es una visión un poco inocente, pero siempre he visto a SoundCloud como jugando o otra cosa comparado con Apple, Spotify, Google…

SoundCloud recogió el guante del Myspace original y prolongó unos años más ese mercadeo bastante alternativo y anárquico de distribución de música que se fue creando a partir de la defunción del viejo modelo de la industria musical pre-internet. Es una manera de distribuir música muy de artista a auditor, de la que me siento bastante cercano y que, juzgando los rumores que circulan sobre la situación financiera de SoundCloud, no es casualidad que sea un negocio totalmente desastroso desde el punto de vista económico.

Si SoundCloud quiere competir con Spotify, Apple, Tidal, Facebook, Google, Satanás, Lucifer o como se llamen los que se han posicionado para controlar el mercado, van a tener que alejarse mucho de la propuesta que hasta ahora la había convertido en exitosa.

Penelope: Con el plan nuevo va a competir, tendrá posibilidades si su contenido y accesibilidad son mejores para el usuario.

Alvaro: La verdad es que no se si esta buscando competir o no pero desde luego pienso que es lo que va a pasar. Al final son 3 compañías diferentes que parece que buscan lo mismo. Me recuerda un poco a H&M Vs Zara que no son lo mismo pero lo son. Respecto a si tiene opciones, pienso que la oferta y la demanda lo diran. Supongo que habra campaña de marketing de captacion eso si el que pega primero pega dos veces y en ese aspecto pienso que Spotify o Apple music tienen mas opciones de llevarse el gato al agua.

Andreu: Para mi no. Para mi SoundCloud es donde puedo encontrar cosas que no encuentro en Spotify y viceversa. Desconozco si su intención es empezar a ofrecer mucha variedad como estas otras plataformas, pero para mi SoundCloud ahora mismo no es esto.

En cuanto a estas tres o cuatro grandes compañías que intentan controlar el mercado del streaming digital, la intención es la dominación o la diversificación? Que paguemos tan solo uno o paguemos muchos a la vez?

Antònia: En el fondo, cuantos más servicios haya mejor ¿no? no hay nada peor que un monopolio sea del tipo que sea. Cuanta más oferta, más competencia y más opciones de cara al usuario para que elija lo que más le conviene.

Los usuarios pagamos demasiadas cosas, creo. Empezando por unas tarifas demasiado altas por la simple conexión a internet.

Pere:  La intención de las grandes compañías siempre será la de intentar dominar y hundir a la competencia al precio que sea. Esto lo enseñan en párvulos de capitalismo. Trasladado a otros ámbitos, es exactamente lo mismo que ha pasado en el mundo en el que me muevo profesionalmente, que es el de la producción, distribución y gestión de derechos de imagen para eventos deportivos en directo.

Los operadores de TV entran en auténticas guerras para asegurarse contenido exclusivo que les asegure abonados (léase Champions League, NBA, Liga Española de fútbol…). Una gran inyección de dinero a estos productos estrella, perjudica gravemente a productos más minoritarios (liga ACB de baloncesto, liga ASOBAL de balonmano etc, etc) ya que los grandes operadores de TV se han gastado todo el dinero que tenían (y el que no tenían también) en asegurarse en exclusividad dos o tres productos “mainstream”, quedándose sin dinero para cientos de otros productos que hasta entonces tenían suficiente éxito, un mínimo de público y posibilidades reales de subsistir en su modelo de negocio. Si las ligas minoritarias no tienen exposición televisiva, los clubes pequeños que las forman acaban hundidos en la miseria. Al mismo tiempo, el operador que pierde la guerra y se queda con menos productos estrella acaba también muy maltrecho.

Esto es lo que yo pienso que pasará si se imponen masivamente como manera de escuchar música los modelos de negocios tipo Spotify, Apple Music y compañía. Habrá un mercadeo brutal para captar en exclusividad a unos pocos artistas y sellos mainstream y se volverá al viejo modelo en el que se reduce mucho la exposición a productos de sellos y artistas alternativos.

Volviendo al símil televisivo, se ha visto claramente como el consumidor es reticente a abonarse a varias plataformas a la vez con lo que acaba escogiendo una sola, que generalmente es la que mas dinero ha invertido en cargarse a la competencia. En el mundo de la música la situación supongo que será parecida. Veo pocas posibilidades de que puedan convivir más de 2 grandes grupos de distribución, pero contrariamente a mi ejemplo de las retransmisiones deportivas, en la música siempre habrá canales alternativos sin mucho ánimo de lucro que asegurarán un mercado más o menos independiente.

Penelope: Que paguemos muchas a la vez. Cada plataforma tendrá unas características que harán que queramos estar en más de una.

Alvaro: Evidentemente que intentan dominar mercado, desde el momento que hay negocio hay competencia. Yo pienso que lo que quieren es que paguemos muchos, ahí esta el negocio y el negocio que tienen con las discográficas.

Andreu: Para mi es la diversificación y que paguemos muchos a la vez. En Spotify hay variedad. Música de todos los años y de todos los géneros. Supongo que si vas a lo más underground faltarán muchas cosas, pero creo que cubre las necesidades musicales de mucho porcentaje de población.

El cambio de experiencia para el usuario básico será importante, ya que el modelo cambia drásticamente; podrá el público desligarse de la idea de SoundCloud hasta la llegada de Go o será algo contraproducente?

Antònia: En SoundCloud afirman que convivirán los dos modelos,  el de pago, sin anuncios y el libre con publicidad.  Pienso que mientras la plataforma siga abierta, los tracks embebibles y se pueda escuchar sin sacarse ninguna cuenta ni hacer log-in, todo bien. Lo que me parece interesante es que pueda existir la posibilidad de que creadores independientes moneticen su contenido como sucede en YouTube.

Pere: El público que ha hecho grande a SoundCloud es un público un poco alejado del mainstream. Es un público que quiere escoger, que no quiere que le impongan contenido, que entra a hacer diggin’, a perderse en busca del diamante desconocido.

En pocos años los cambios que se han ido aplicando a SoundCloud ya daban a entender que acabarían mutando hacia un modelo económicamente mas rentable y esto conlleva en su caso, el tener que escoger entre servir de “tienda de discos gratuita virtual en la que tienes absoluta libertad de elección” o ser una “mega-radio en la que de cierta forma se impondrá contenido al oyente que pagará por escucharlo”. En la reunión de inversores de SoundCloud es fácil imaginar que opción les parece mas interesante. Creo que a la gran mayoría de usuarios de SoundCloud nos gusta más la otra…

Veremos que proponen realmente, sinceramente aún no me ha quedado muy claro y lo digo tanto como creador de contenido como de oyente.

Penelope: Pues tendremos que probarlo, aunque como usuaria me da un poco de pereza, siendo de pago en el último año, dos años… no va muy fino.

Alvaro: Yo pienso que a SoundCloud le va a pasar como a myspace, que va a morir. A mi la verdad me jode porque es una plataforma que aunque últimamente no iba tan fina, hacia una función de difusión cojonudísima. El hecho de cambiar todo el rollo va ha hacer que muchos usuarios que la usaban para lo que la usaban la dejen poco a poco.

Andreu: Para mi será contraproducente. Vamos, yo no creo que me pague SoundCloud porque estoy encantado con Spotify. Y lo que no encuentro en Spotify lo encuentro en YouTube. Habrá que ver qué pueden ofrecerme ellos que no me ofrezca el resto.

SoundCloud promete una extensión de catálogo y un acceso exclusivo a material «privado» en un plano más «independiente» o «underground», aunque su biblioteca sigue en dispersión y no existen síntomas de beneficios reales para el usuario. Es el comienzo del final para la compañía o es una estrategia de transición a largo plazo?

Antònia: Ni idea. El problema de todas las plataformas son unas leyes de copyright restrictivas y no pensadas ni para el mundo digital ni para la producción musical basada en fuentes sonoras preexistentes (samples, remixes, edits, mashups, sesiones de dj, etc, etc, etc) Si estas leyes fueran distintas, SoundCloud no tendría ningún problema con las discográficas tendría, en todo caso, otros problemas.

Su biblioteca está dispersa porque no existe como tal. Al igual que Youtube –la única plataforma con la que se puede comparar, realmente– son los creadores quienes nutren su catalogo y cada cual lo ordena a su manera en su perfil.

No creo que nadie pague una suscripción por acceder a contenido supuestamente «exclusivo». La gente paga una suscripción por acceder a lo que quiere, cuando quiere, y esto no es absolutamente todo, ni es necesariamente exclusivo y tiene un significado distinto para cada usuario.

Pere:  Me da la sensación que SoundCloud sobrevivirá unos años hasta ser engullida por uno de los grandes grupos devoradores, léase Apple, Facebook, Google… y el ciclo empezará de nuevo. Algunos usuarios se adaptarán a los cambios impuestos pero los más ávidos de libertad de acción y opción, que son los que convirtieron a SoundCloud en lo que es actualmente, se mudarán a alguna plataforma nueva que aparecerá casi por generación espontánea. Esta nueva plataforma empezará otra vez sin modelo claro de negocio, se volverá exitosa a nivel de usuarios durante los siguientes años, aparecerá la urgencia en monetizar ese éxito de público y usuarios, llegaran los cambios, y volverá a aparecer el Apple, Google o Facebook de turno que les acabará comprando para que el ciclo comience de nuevo.

Me gusta pensar que existiendo internet siempre habrá sitio para mercados de distribución alternativos, esperemos que esto no cambie nunca.

Penelope: Habrá que verlo, inicialmente para mí SoundCloud era una manera de compartir música, de conocer y seguir a artistas sin tener que comprar la música, con descarga libre, ahora lo quieren llevar a un plano más comercial y por ejemplo siendo comercial, la gestión de Badcamp para mí se los lleva de largo en cuanto a sellos y artistas más underground.

Alvaro:  Como bien decía antes pienso que si. Aunque esto es como todo habrá que esperar que lo que dicen es real y ver que precios ponen. Pienso que en medio año se vera si tiene éxito o no aunque yo pienso que segundas partes nunca fueron buenas pero habrá que darle una oportunidad.

Andreu: Lo que me pregunto con esto es si habrá suficiente gente dispuesta a pagar por ello y si esto les saldrá rentable. Me imagino que su modelo actual no era rentable (muchas reproducciones por poca publicidad) y están probando algo nuevo. Para mi esto les perjudicará porque dejará de ofrecer el servicio que ofrecía hasta ahora: un sitio donde compartir tus creaciones y un sitio libre donde descubrir nueva música que no se encuentra en otras redes.