#Artículos

raster-noton: 20 años trabajando el minimalismo

"I always said actually we aren't releasing music, we are releasing ideas..." (Alva Noto)

15.06.16
Pau Cristòful

La citación del subtítulo es un extracto de la entrevista que Lisa Blanning publicó el pasado mayo en Resident Advisor con motivo de los 20 años de raster-noton.

La editorial alemana es probablemente el sello que más conecta con la etiqueta de “festival de música avanzada y New Media Art” con la que se autodefine el Sónar Festival. Más que de una discográfica al uso, se trata de un laboratorio artístico del cual nos han llegado algunos de los trabajos más importantes y revolucionarios de la electrónica experimental, del grafismo y del diseño, tanto por el packaging de sus discos como por las instalaciones artísticas que han realizado a lo largo de los años. Por este motivo no es de extrañar que la editorial alemana haya elegido el festival de Barcelona como una de las ubicaciones donde celebrar sus 20 años de trayectoria.

raster-noton surgió de dos sellos inicialmente independientes: Rastermusic y noton.archiv für ton und nichtton.

El primero era la plataforma donde Olaf Bender (aka Byetone) y Frank Bretschneider (aka Komet) editaron sus primeros proyectos, entre los que destacan sus colaboraciones publicadas bajo el nombre Produkt. Años atrás, Bender y Bretschneider habían formado parte de uno de los pocos grupos de pop electrónico de la Alemania del Este: AG Geige.

Por su parte, noton.archiv für ton und nichtton era la vía de acceso al laboratorio sónico en el que Carsten Nicolai (aka Alva Noto) experimentaba con las frecuencias, algunas de ellas imperceptibles para el oído humano.

Los tres crecieron en la pequeña ciudad de Chemnitz y vivieron de pleno la caída del muro de Berlín, resultando con los años uno de los mejores ejemplos de como cierta música del Este ha acabado por configurar algunos de los sonidos más característicos de la escena electrónica de la capital.

Alva Noto acostumbra a remarcar la influencia de la estación de radio Zündfunk, procedente de Bavaria pero sintonizable desde su ciudad. Esta fue su puerta de acceso a los sonidos de Peter Murphy y Laurie Anderson, por ejemplo. Obviamente, también marcaron su juventud referentes como Tangerine Dream, Depeche Mode y la transgresión de Einstürzende Neubauten.

En el año 2003, Komet rindió homenaje a esta influencia de la radio incluyendo la frase “they listened to the music that came from the radios” en su tema «Omsk«.

TIU-sonar-preview-raster-noton-20-alva-noto-byetone

Como Alva Noto contó durante su conferencia en la RBMA de Madrid (2011): “The label was founded – this is a story I always like to tell – because there was no other label around who you could imagine wanting to release our stuff.” Más de cinco años antes de la cumbre del Minimal Techno, raster-noton se configuró como el que aún a día de hoy se considera como el representante más radical de la abstracción minimalista, desafiando en algunos casos la barrera entre música, arte y sonido al estilo de la Musique Concrète.

En sus inicios, artistas insignia como Alva Noto y Ryoji Ikeda acostumbraban a prescindir de los elementos melódicos y estructuraban sus obras a partir de “constelaciones rítmicas” construidas mediante el tratamiento quirúrgico y la estructuración arquitectónica de las frecuencias. Estas frecuencias están basadas en el glitch, el error informático imprevisto, así que no os alteréis si escuchando discos como el “dataplex” (2005) de Ryoji Ikeda pensáis que se os ha colgado el ordenador. No exagera mucho el usuario warg2 cuando, en el portal Rateyourmusic, afirma que este álbum “consigue que Autechre parezcan los Backstreet Boys”. warg2 puntúa el disco con un 4/5.

En el extenso reportaje que Ben Borthwick publicó el año 2003 en la revista The Wire, Carsten Nicolai explica su fascinación por la relación entre “la belleza de los números y la belleza del orden en la irregularidad”. Esto argumenta el enfoque de los lanzamientos más extremos de raster-noton, más “científicos” que puramente musicales (hasta el punto en el que algunos contienen frecuencias inapreciables por el oído humano y otros piezas que pueden causar errores de reproducción a buena parte de los reproductores de CD, formato al que se limitan la mayoría de trabajos de los inicios de raster-noton).

El elemento visual inherente a raster-noton comparte su característica minimalista: a menudo las imágenes que acompañan las actuaciones de los artistas del sello reaccionan al sonido y lo escenifican mediante geometría en blanco y negro. En el caso de las “Clear Series”, el poseedor del CD en cuestión puede experimentarlo en su propia casa conectando el reproductor de música al S-Video y observando como reacciona la imagen de la pantalla del televisor.

Esta misma serie es importante por su diseño, que limita el continente de la música únicamente a lo imprescindible para portarla: CDs sin ninguna información y cajas totalmente transparentes. Más adelante, incluso editaron algunos trabajos en formato de tarjeta SD. Del mismo modo, en los primeros años lo general es que los temas llevaran como título su duración o algún tipo de elemento ordinativo simplificado como “C1”, “C2”, etc.

La serie más reconocida de raster-noton y la que mejor define su enfoque conceptual es “20′ to 2000” (1999). Para este proyecto, el sello pidió a 12 artistas que les enviaran la música que a ellos les gustaría escuchar durante los últimos 20 minutos previos al cambio de milenio. Así pues, con una asiduidad mensual, durante el 1999 raster-noton publicó los futuristas ensayos sonoros de Alva Noto, Byetone y Komet y también los de referentes como Ryoji Ikeda, Thomas Brinkmann, Wolfgang Voigt o ElpH (alter ego de los influyentes Coil).

A pesar de esto, lo más celebrado no fue la música sino el diseño: CDs sin casi ninguna información insertados en unos recipientes transparentes que se podían unir el uno con el otro mediante imanes. “20′ to 2000” (1999) ganó el premio Golden Nica para música digital en la convención Ars Electronica ’99 y fue el primer lanzamiento digital exhibido en la colección del MoMA.

La obsesión por el componente gráfico del catálogo de raster-noton llega hasta el límite de que es el equipo directivo del sello quienes escogen la carátula y no el productor, hecho que les ha provocado algún que otro enfrentamiento a lo largo de los años.

Un ejemplo inmejorable de la influencia del diseño minimalista de raster-noton en la cultura contemporánea es la carátula del «Yeezus» (Def Jam, 2013) de Kanye West. Cuando salió fue elemento de discusión en los medios e incluso algo transgresor para el público masivo, pero en realidad solo estaba copiando lo que raster-noton habían hecho 15 años antes.

20′ to 2000” (1999) es también una de las obras insignia del sello según Enric Palau, codirector del Sónar que se proclama coleccionista de todo lo que edita raster-noton: “No es solo música, raster-noton es un movimiento artístico, un estilo de trabajar, un desarrollo estético de esencia pura y minimalista.” Del mismo modo, subraya que “algunos de sus artistas definen la idea de artista-tecnólogo, desarrollando ellos mismos la tecnología necesaria para construir su arte”. En este sentido, equipara Alva Noto con músicos de la talla de Aphex Twin y Squarepusher.

Junto al mencionado “20′ to 2000” (1999), Palau destaca especialmente los diferentes libros de diseño que han editado, el álbum “Winterreise” (2011) de AtomTM y también el tratado erótico y turbio que en 2008 publicó CoH a partir de la modificación de la voz de Cosey Fanni Tutti (de los seminales Throbbing Gristle).

TIU-sonar-preview-raster-noton-20-essential-room

Sin embargo, el mejor recuerdo que tiene de su relación con raster-noton es la “Essential Room” que montaron en el Sónar 2006. Este proyecto se instaló en el auditorio del MACBA durante el festival y ofrecía al espectador la posibilidad de disfrutar de obras del universo raster-noton en un entorno optimizado para la ocasión, contando incluso con los mismos altavoces manufacturados Me-Geithain que los productores utilizan en su estudio central.

Más allá de este proyecto, Alva Noto ha actuado en cinco ediciones del festival barcelonés (dos en solitario, dos junto con el pianista Ryuichi Sakamoto y otra como Diamond Version, su proyecto conjunto con Byetone y de lejos lo más pistero que ha editado hasta la fecha). Además, protagonizó la primera edición del proyecto artístico SonarPLANTA con la instalación “unidisplay” (2014), una experiencia envolvente basada en sus sonidos y proyecciones minimalistas.

Este 2016, Alva Noto volverá a actuar en el Sónar como parte del showcase que celebrará el veinteavo aniversario de raster-noton. Completan el cartel Byetone y Cyclo, proyecto de Alva Noto y Ryoji Ikeda que raramente se puede disfrutar en directo. “Podríamos haber organizado un showcase de tres días, pero con el sello acordamos centrarnos en tres actuaciones que definieran la esencia de raster-noton”, explica Palau. Por esto actuarán sus dos fundadores más reconocidos y, como guinda especial, Ryoji Ikeda como parte de Cyclo.

En la recomendable selección de obras del catálogo de raster-noton que FACTMag publicó el pasado mes de mayo se especifica que la música de Cyclo «needs to be seen and heard in its proper live audio-visual context«. Por esto, su concierto en el Sónar se nos presenta como una oportunidad única para disfrutar en condiciones óptimas de una rareza que resume los principios básicos del sello.

Esto es especialmente remarcable en un momento en el que se han expandido los límites puristas de raster-noton hasta límites inicialmente insospechables, publicando discos que anticiparon la épica sensible de Moderat (es el caso del «Or» que Kangding Ray publicó en 2011) e incluso editando álbumes de Kyoka… ¡en los que sale una foto de la artista en la portada!

Sin embargo, la discografía reciente del sello también engloba obras maestras como el «Cory Arkane» (2015) de Kangding Ray y la gema ambient que es el «Sleepsteps – Sonar Poems For My Sleepless Friends» de Dasha Rush.

Enric Palau avanza que “las actuaciones se realizarán durante el día del sábado 18 en el SonarComplex y se basarán en material sonoro y visual inédito”. Juzgando por sus trabajos, el concierto de Cyclo recuperará el radicalismo glitch de los inicios del sello, Alva Noto seguirá la estela del ambient rico en texturas y sumergido en ruido que marca sus recomendables últimos álbumes y Byetone ofrecerá una descarga de intensidad magnética al estilo de la que plasma su trabajo “Death Of A Typographer” (2008), uno de los mejores discos del catálogo de raster-noton y de la electrónica en general.