#Artículos

“Die Lit” de Playboi Carti es un baño de dopamina

Reseñamos el debut LP de Playboi Carti, protagonista esencial en la Atlanta de hoy.

22.05.18
Antoni Ripoll

I ain’t have shit in a long time

Just to feel like this it took a long time

— Playboi Carti, “Long Time (Intro)”

Ha pasado una semana larga desde que Playboi Carti entregara su LP debut, “Die Lit” (Interscope, 2018), tiempo suficiente para asimilar sus 19 tracks y confirmar el estado de gracia por el que transita ahora mismo el newcomer de Atlanta.

Aunque de newcomer, nada: técnicamente “Die Lit” es su segundo largo si tenemos en cuenta su mixtape debut homónima publicada hace un año, uno de los discos más importantes del 2017.

Ya en “Playboi Carti” (2017), el rapero mostraba sus cartas juntando vocales etéreas y generosas en ad-libs con beats old school saturadísimos. Técnicamente no era una nueva fórmula, pero Carti la supo procesar a su manera en las coordenadas precisas: la Atlanta de hoy (contexto al que dedicamos un especial en TIUmag recientemente).

Un año después, Carti publica por sorpresa “Die Lit”. Y como acostumbra a suceder, todo está en la intro. Esta vez solo hacen falta unos pocos segundos de “Long Time (Intro)” para que el receptor se sienta completamente dentro del disco y descubra la intención de Carti de llevar al extremo todo aquello que anticipó el año pasado: versos repetidos decenas de veces en la misma canción, beats que suenan como un videojuego antiguo sonando en un subwoofer reventado, la actitud de quien sabe que ha creado algo nuevo. El resultado es una cascada de dopamina y azúcar que no cesa en la hora que dura el disco.

Quizás la pieza más representativa del conjunto es “Poke It Out”, con un logrado featuring de Nicki Minaj. Cuatro minutos de flotación y ad-libs con extra de sirope (de arce) que buscan con éxito tu satisfacción instantánea.

Walk in that bitch with the toolie out

Killers and robbers, that’s Julia

Walk in that bitch with my boobies out

Wife beater torn like Natalie Imbruglia

— Nicki Minaj, “Poke It Out”

En otro plano están tracks como “No Time”, con Gunna colaborando en el apartado vocal (podría ser Young Thug) y con una cadencia más cercana al cloud rap y a la nostalgia.

Tal como apunta la periodista Evan Rytlewski en Pitchfork, “Die Lit” es como uno de esos niveles de Super Mario donde las nubes y las tuberías te dan tanta cantidad de monedas que te quedas preguntando por qué te has pasado todos los niveles anteriores recolectándolas una a una.

En el apartado de producción está Pi’erre Bourne, beatmaker esencial este 2018 (colabora con Kanye en su próximo LP).

Las colaboraciones son abundantes y notables. Nicki Minaj, Travis Scott, Lil Uzi Vert, Chief Keef, Young Thug o un magnífico Skepta se encargan de aportar el perceptivo dinamismo que exige la lógica editorial actual. Pero a pesar de esta concurrencia ninguno de los featurings altera la esencia de Carti. Aquí todo fluye en la misma dirección: la búsqueda del placer instantáneo del receptor.