#Artículos

Qué ha pasado con Marvin Cruz y por qué es importante

En las últimas horas se ha conocido que el productor ha usado sin permiso la autoría de Pi’erre Bourne en algunas de sus producciones. Además, algunos artistas aseguran que Marvin Cruz podría haber acreditado como propia cierta música producida por terceros. Este caso reaviva el debate sobre la importancia de verificar los créditos en la era del streaming.

01.04.20
Antoni Ripoll

Qué ha pasado con Marvin Cruz

Todo empezó a principios de febrero de este año, cuando el rapero argentino Midel publicó un live en su cuenta de Instagram para hablar con otros artistas y seguidores.

En un momento del directo, el artista confesó que a mediados de 2019 publicó en su canal de YouTube un nuevo track con Duki, y que tan solo unas horas después de sacarlo el vídeo recibió un copyright strike y fue retirado.

Según Midel la instrumental del track la había facilitado el productor Marvin Cruz, de origen dominicano y actualmente residente en España. Pero tras recibir el strikeMidel descubrió que la base realmente era obra de otro productor, a quien tuvo que pagar de nuevo para poder usar legalmente el beat.

No es un asunto especialmente grave. Tampoco debería ser tratado con normalidad pero los errores humanos y los problemas de copyright no intencionados en la industria musical pueden suceder y es difícil disponer de toda la información necesaria para sacar conclusiones.

Sin embargo las alarmas volvieron a saltar hace tan solo unos días, cuando el chileno Polimá Westcoast publicaba en su cuenta de Instagram información sobre un nuevo single producido por Pi’erre Bourne y Marvin Cruz. Minutos más tarde, el propio Pi’erre escribía un comentario en la publicación aclarando que él no tenía nada que ver con esa producción.

Hoy mismo, por la tarde, Polimá Wescoast ha publicado dos Stories en su cuenta de Instagram de una conversación entre él y Pi’erre Bourne que no solamente aclaran que Pi’erre no participó en la producción del track, sino que “tampoco ha trabajado nunca con Marvin Cruz”.

Estas situaciones han despertado esta semana la curiosidad de varios creadores de contenido (como el YouTuber Juanniko Bananna), que han tratado de contrastar y ampliar la información. Algunos de ellos han descubierto que el mismo beat de “Red Hot Chili Peppers” también se usó legalmente en otra canción. Una práctica que puede ser habitual en beatmakers que están empezando, pero que no deja de resultar un tanto extraña en top producers como Pi’erre Bourne.

En TIUmag publicamos en 2018 una noticia titulada “Pi’erre Bourne produce a Yung Beef”, donde presentábamos el track “Red Hot Chili Peppers” de Yung Beef y Goa, editado por La Vendición y supuestamente producido por Pi’erre Bourne y Marvin Cruz. Ahora sabemos que esta última información es falsa.

Tras estos hechos hemos actualizado la noticia y le hemos cambiado el titular. En ese momento parecía absurdo contrastar la información sobre la autoría de un beat. Tomamos nota para futuras ocasiones.

Sea como sea, esta situación evidencia un problema mayor en la industria musical actual: existe una infraestructura precaria de verificación del trabajo de los artistas que provoca confusión, frustración y conflicto.


El caso Marvin Cruz como síntoma

Una buena parte de la música de Marvin Cruz es accesible y sus créditos son fácilmente verificables. Es el caso de sus producciones más recientes para artistas españoles, la mayoría cercanos al entorno de La Vendición (Yung Beef, Goa, Albany, El Mini, Cecilio G, Soto Asa). Una simple búsqueda en TIDAL (usando la funcionalidad Credits) puede verificar con un alto nivel de certeza los créditos del artista.

Pero, por otro lado, Marvin aparece también acreditado en Genius como productor en canciones que no han sido publicadas oficialmente. Es el caso de “I’m So Gone” de Lil Uzi Vert.

En estos casos, al no tratarse de un release publicado, no es posible acceder al listado de créditos oficiales de las canciones. Además, Genius no es una fuente fiable ya que la información la aportan los usuarios, no los artistas. Esta dificultad para verificar la autoría de las producciones no es nada nuevo: ha sido una constante en todos los géneros y épocas.

En este sentido, el rastro digital de Marvin Cruz se difumina poco a poco a medida que nos alejamos en el tiempo y nos acercamos a sus early years.

En una entrevista para Vice publicada el 30 de junio de 2016 que lleva por título “Produciendo a Lil B sin Internet”, Marvin comenta que “en el 2007 comenzó a producir, y alrededor del 2009 decidió experimentar con el hip hop”. En 2007 Marvin Cruz tenía doce años.

En la misma entrevista el propio Marvin menciona la base del track “Based On A Tru Story” de Lil B como “la primera colaboración significante que hizo”.

Hasta hace poco el track no se encontraba disponible en ninguna plataforma de streaming ni en YouTube. El mismo Lil B lo subió a su cuenta de SoundCloud hace seis meses. En este caso el voice tag al principio de la canción es la única evidencia de la autoría de Marvin Cruz. “Based On a True Story” pertenece a la mixtape “Rich After Taxes” de Lil B, que fue publicada en 2012. Marvin entonces tenía diecisiete años.

No hay duda de que Lil B y Marvin han trabajado juntos. A pesar de ser una fuente no oficial, este hilo en un foro estadounidense recopila todos los créditos de producción de las canciones de Lil B. Marvin aparece en siete ocasiones (algunas con voice tag, otras sin él): “Based On A True Story” (2012), “Growin Up (Interlude)” (2012), “Love Problems” (2012), “I Got Beef” (2012), “Thugs Pain Remix” (2013), “That O” (2013) y “Up To Bat” (2013).

Hace unas semanas el propio Lil B citó a Marvin Cruz en los lyrics de “Rat Lovers, Pt. 1”, track incluido en la mixtape “30 Wit A Hammer” (autoeditado, 2020). No se trata de una cita positiva:

Marvin Cruz faked his own death to hurt me

Lost respect for him because that fake shit irked me

They don’t really love music, they only love money

Slavery writing this long ass message to me

Got me confused, rolling back again”

Cuando Lil B dice “faked his own death”, probablemente se refiere a un extraño episodio que sucedió a principios de agosto de 2016, cuando cientos de tweets con el texto “RIP Marvin Cruz” aparecieron de la noche a la mañana. Puede comprobarse realizando una búsqueda en Twitter con los key words “rip marvin cruz”. Uno de los primeros resultados que devuelve la red social es un tweet de la cuenta oficial del recientemente fallecido Fredo Santana:

Este confuso episodio en la trayectoria de Marvin Cruz parece coincidir con ese periodo en el que, según el mismo artista, decidió desaparecer por completo de las redes sociales y de la vida pública.

En una entrevista para The Medizine publicada en mayo de 2019 se explica que el artista trabajó con Riff Raff en su track de 2018 “Cool Shit”. Pero ni en Tidal, ni en Spotify ni en YouTube aparece acreditado Marvin como productor (tan solo en Genius). Exactamente lo mismo sucede con su track para Lil Reese, “Whadown”.

En la misma entrevista también se cita una supuesta colaboración con Playboi Carti cuyo rastro nos hemos logrado encontrar en ninguna plataforma de streaming, vídeo o medio.

Sobre sus beats para Soulja Boy y Fredo Santana, no hay dudas: recordemos que fue el mismo Fredo quien dijo que Marvin produjo “muchos de sus primeros trabajos”. Además de darlo por muerto. Todo en el mismo tweet.


Por qué hemos publicado este artículo

En TIUmag siempre hemos prestado especial atención a la escena nacional de beatmakers (en 2018, cuando el foco era mucho más minoritario que ahora, publicamos un directorio de productores de Barcelona). Por este motivo pensamos que esta noticia sigue nuestra línea editorial y es de interés para nuestra audiencia.

Por otro lado, también solemos informar de las novedades que implementan las plataformas de streaming, especialmente aquellas que tienen mayor incidencia en los artistas.

Este caso vuelve a poner sobre la mesa la importancia de verificar los créditos en la era del streaming. Una situación problemática que todavía no tiene una solución satisfactoria, aunque algunas plataformas de streaming estén dando pasos significativos en esta dirección.


TIUmag se ha puesto en contacto con Marvin Cruz para obtener más información.