#Artículos

Así entienden la música de club LowKeyMoves

La sincronicidad, el rewind y otros principios básicos de la joven plataforma artística de Barcelona.

26.04.17
Frankie Pizá

Crear comunidad, favorecer la conversación e identificar a aquellos que comparten tus mismas pasiones.

Internet gobierna y debería hacer más simples e inmediatos este tipo de procesos, aunque como sociedad seguimos necesitando de iniciativas que puedan simplificar cuando lo más demandado en nuestra era es el espacio, la atención.

LowKeyMoves son Felix M. Dowell y Lowprofile, dos jóvenes de Barcelona que entienden la música de club de una forma muy personal y que de forma consciente o inconsciente, creen en la sincronicidad.

El término popularizado por Carl Gustav Jung tiene que ver con la idea de que las casualidades no existen y que toda vivencia llega en su momento justo:

«Por mucho que uno insista en una idea, si no es el momento, por mucho en que uno se esfuerce y lo intente, no se llegará a nada. Por lo tanto hay que ser consciente de ello, no dar una idea por perdida y guardarla porque tal vez el momento acabe llegando y la idea se acabe ejecutando con total naturalidad».

«En nuestro caso llevamos años con la idea, idea que ha ido creciendo y mutando pero que siempre ha estado ahí. Ahora sentimos que es el momento y en ello andamos, ejecutándola de la mejor manera posible con los recursos y tiempo del que disponemos».

Es una de las recomendaciones que el mánager de artistas como Alizzz y el productor y DJ lanzan a mi petición de un «decálogo» sobre su idea de música de club; un consejo en el que se puede divisar su carisma al margen de los detalles.

Quién interviene, en qué espacio nos movemos, qué sonaría y de qué forma, cuál sería la coincidencia vital entre todos nosotros. LowKeyMoves responden con elementos e influencias, fantasías y modos de enfocar las emociones para así retratar su concepción de la música de club.

Un retrato que habla del ahora y que cambiará con cada experiencia.

La segunda cita con LowKeyMoves será este viernes 28 de abril en Garage 442; Fake Guido, Noaipre y Lowprofile estarán presentes.

Aquí puedes escuchar su show mensual en dublab.es.

Un espacio.

Una sala rectangular con capacidad para 100 personas, techo bajo, poca luz, cabina a nivel de pista, subgraves que hagan cosquillas, plantas, neones de color para el ambiente y puestos a pedir, una cascada de agua detrás del DJ.

El track y vídeo de inspiración es el single «Do Like That» de Korede Bello, producido por Altims.

Un sonido.

Rewind.

Una canción.

El éxito «Dancing», que supuso la colaboración de dos leyendas vivas de la escena UK: el intérprete Omar, más relacionado con el apogeo Acid Jazz, y Zed Bias, una figura indispensable para comprender el diálogo entre la música urbana y de club en el país.

Una influencia básica.

Felix M. Dowell:

Jamie XX – Mix for Colette [2010]

Lowprofile:

Night Slugs Showcase Mix [2010]
Oneman – Solitaire Vol.1 [2013]

Una recomendación (puede ser puramente musical o “moral”, “social”, “física”, incluso yo qué sé, de “prevención” jajaja!)

Antes de lanzar cualquier proyecto / propuesta / producto entiende el contexto en el que vas a jugar.

A pesar de que tengas una idea muy clara y específica de lo que quieres hacer, a pesar de que la motivación por hacerlo sea porque hay una deficiencia a tu alrededor, debes entender a qué está habituado / expuesto tu público / consumidor potencial y jugar tu cartas acorde a ello. Esto no quiere decir abandonar o perder la esencia de la idea original si no adaptar / ajustarla con el objetivo de ir acercando al público a tu universo.

También hay que entender la importancia de “El Momento”.

Por mucho que uno insista en una idea, si no es el momento, por mucho en que uno se esfuerce y lo intente, no se llegará a nada. Por lo tanto hay que ser consciente de ello, no dar una idea por perdida y guardarla porque tal vez el momento acabe llegando y la idea se acabe ejecutando con total naturalidad.

En nuestro caso llevamos años con la idea, idea que ha ido creciendo y mutando pero que siempre ha estado ahí. Ahora sentimos que es el momento y en ello andamos, ejecutándola de la mejor manera posible con los recursos y tiempo del que disponemos.

Volviendo a la premisa inicial y centrándonos en el aspecto musical, no hay que ser egoísta y crear / trabajar para uno mismo. Hay que ser consciente del contexto en el que uno vive y pretende desenvolverse.

Uno puede acabar aplicando o no ese conocimiento pero el hecho de haber realizado ese ejercicio será de gran utilidad para encontrar tu sitio dicho contexto.

Un artista que ha venido del futuro.

El hijo de DJ Khaled… Ahora en serio: Sinjin Hawke.

Para nosotros, clave en la evolución y accesibilidad de la música de club. Es un productor capaz de concentrar influencias de diferentes escenas del mundo en un universo propio, pero sin dejar de mostrar un respeto y amor incondicional por ellas y sus artistas.

Por añadir: Jam City.

Game-changer. «Classical Curves» supuso un antes y un después en lo que se entiende hoy en día por música de club y con qué paleta de sonidos representarla.

A nivel nacional: Noaipre.

Ya visualizaba el futuro hace 7 años. Imaginad ahora.

Un modo de vida (esta parte sería un poco un estamento, declaración, requisitos, como queráis llamarlo).

Straight Vibes – No Fronting

Sé sincero contigo mismo y con los demás.

Deja tus problemas de actitud / ego en la puerta y ábrete a los demás.

Juzga después de ver, no antes.

Lo esencial en vuestra idea de música de club (puede ser un atributo, como el “volumen” o algo más filosófico, lo que queráis).

Funcionalidad. Que te haga sentir como si estuvieras en un videoclip de Dancehall.

Música de club es un concepto que últimamente se utiliza con frecuencia para catalogar tracks que no cumplen con lo que para nosotros es la premisa principal: ¿Realmente funciona en una pista? ¿Va a hacer bailar a alguien que no esté familiarizado con el género / tendencia / sonoridad que representa?

Para nosotros existen tracks que están pensados / construidos para brillar en un club. Eso incluye música del pasado, música avanzada a su tiempo, y multitud de lenguajes, culturas, sonidos, intensidades y BPMs.

Lo interesante, bajo nuestro punto de vista, es jugar con todas esas bazas y construir un universo en el que personas de diversos backgrounds puedan conectar con la música que está sonando y dejarse llevar.

Otra clave es saber cómo introducir sonoridades menos accesibles a un público no familiarizado con ellas. Si se tiene / aplica esa sensibilidad se tiene mucho ganado.