#Artículos

Giegling: ética y estética

La música del sello tiene un componente melancólico, fundiendo la euforia, la emoción y la nostalgia de esas cuatro noches en aquel pequeño club de Weimar.

22.09.16
Pau Cristòful

Los mejores días de tu juventud pueden durar poco más de un año y pasar como un rayo cargado de efímera intensidad, pero a la vez marcarte para toda la vida.

No tiene sentido hablar de Giegling como una de las últimas revelaciones de la música electrónica: cuando en 2014 Will Lynch les dedicó un especial en Resident Advisor los más haters ya les criticaron por «ir tarde» (el tristemente desaparecido portal Junoplus habló de ellos en 2013).

Sin embargo, su paso por Barcelona se nos presenta como la excusa perfecta para escribir finalmente sobre Giegling en TIU.

Pese a ser originarios de otras ciudades (Hannover y pequeñas urbes del sur de Berlín, ninguno de la capital), el grupo de amigos que formó el sello se conoció en Weimar, donde la mayoría estudiaron carreras artísticas en la Bauhaus a medianos de los 2000.

Dustin, Rafael (aka Leafar Legov) y Konstantin acabaron por vivir juntos en una casa que tenía las puertas permanente abiertas a fiestas y visitas inesperadas que la llenaban de espíritu creativo hedonista. El colectivo lo completan Dwig, Ateq y Prince Of Denmark.

Este último es también conocido como DJ Metatron y Traumprinz, es el mejor productor de Giegling con diferencia y uno de los genios de la electrónica contemporánea, por lo que intentaremos aprovechar algún próximo lanzamiento para dedicarle un artículo exclusivo.

A través de una compañera de piso, le llegó a Konstantin la oportunidad de organizar un seguido de fiestas en un antiguo bar de estudiantes llamado Giegling, trasladando allí la atmósfera de la pseudocomuna en la que vivían.

Fueron solo cuatro fiestas (una de las cuales duró cuatro días), pero no hay duda de que resultaron determinantes para sus vidas.

En el mencionado especial publicado por Resident Advisor, Dustin las recuerda del siguiente modo: «It was a little house in a park, little hallways connecting all these little rooms. The main floor was just 30 square meters. Every time it was really packed and very sweaty. We never had lights so it was dark. And then we had a second floor that was four square meters; we had a jazz band in there and maybe ten people going crazy. It had a very warm atmosphere, but at the same time it was very punk somehow, very dirty, but still with a very charming feeling.»

Por su parte, Konstantin añade: «It was a zone where you did whatever you wanted to. I was there one time from Thursday to Monday. To me, personally, a lot of magical things happened. And that’s not about drugs. It’s about the things music and a community can do to you. If you stay together for a long time, there are things that happen in the consciousness that you only experience that way.»

Después de esos cuatro eventos, alguien compró el edificio para construir una zona residencial, pero el equipo de Giegling siguió organizando fiestas en su propia casa (tenían un piso entero vacío a modo de pista de baile).

Al preguntar por la esencia de Giegling, todos concuerdan en decir que comenzó plasmando la ética y la estética de lo que fueron esas cuatro fiestas.

«I Believe You And Me Make Love Forever» (Giegling, 2009) fue editado a modo de requiem para el club y resultó la primera referencia tanto del sello como de Kettenkarussell (dúo formado por Konstantin y Leafar Legov).

Konstantin describe el tema «You ‘N Me» de la siguiente forma: «it has a nice resonance to how we live here, because it’s quiet and sensible, but…fucked up.» Sin duda, el Microhouse lineal de los dos primeros cortes recuerda la era dorada de Perlon y Ricardo Villalobos, alegre por la fiesta a la vez que obscura por el inminente bajón.

Editaron 300 copias del EP. Su sorpresa vino cuando Hardwax compró 100 de los discos para la tienda, anticipando el éxito underground del que goza el sello.

Más adelante, Kettenkarussel publicaron «Easy Listening» (Giegling, 2014), en el que combinan ritmos Techno/House con adornos en espiral que recuerdan la vanguardia minimalista (Steve Reich, Terry Riley, etc.). El álbum también incluye un tema con tintes Trip-Hop y un fragmento de esa intervención en la que Cassavettes afirma: «I like all music. It makes you feel like living. Silence is death.»

Pese a su variedad estilística, la mayoría de referencias de Giegling comparten atmósferas neblinosas que se asocian al polvo que acumulaba la casa que compartían. Ellos mismos lo ejemplificaron en las fundas de su serie Staub, más enfocada al Techno.

Staub luego se convirtió en Forum, subsello que cuenta con referencias destacadas como «The Body» (Forum, 2013), de Prince of Denmark, y «Torus» (Forum, 2014), una de las mejores referencias de Vril (aunque no supera su producción «V3«.

Por lo que se refiere al sonido, el catálogo de Giegling cuenta con producciones claramente heredadas del Microhouse y el Techno Dub característico de las décadas anteriores en Alemania pero a la vez con temas más cercanos al House de Chicago, el Hip Hop, el Downtempo, apuntes de Indietronica, el recuerdo de la eclosión Rave mediante ritmos Drum ‘n’ Bass e incluso el Ambient, añadiendo puntualmente también elementos que propios de la escuela minimalista, el Jazz y la mística étnica.

Ninguno de ellos suena a algo nuevo ni concuerda con ninguna tendencia (excepto con el revival Microhouse). Esto es el secreto de su atemporalidad y lo que permite que podamos seguir hablando de algo que explotó años atrás sin que suene pasado de moda ni fuera de lugar.

Sin embargo, muchos de estos temas comparten un sentimiento común: «It’s the feeling of seeing a sunset«, afirma Dustin en Resident Advisor. Ciertamente su música tiene un importante componente melancólico, fundiendo la euforia, la emoción y la nostalgia de esas cuatro noches en ese pequeño club de Weimar.

Descubre parte del catálogo de Giegling con esta playlist, que agrupa algunos de los mejores temas editados en el sello.

El sábado 20 de enero se celebrará un showcase de Giegling en el club Nitsa de Barcelona que contará con el live de Edward, además de los sets de DJ Dustin, ateq y Fra.