#Artículos

Floating Points: 8 de los clásicos que sonaron en su paso por Barcelona

El pasado 26 de marzo y en la Sala Razzmatazz, el músico y selector británico ofreció una de sus eclécticas aventuras sonoras. Incluyó algunos de los esenciales que ya son parte de su ADN como DJ.

31.03.16
Pau Cristòful

Gracias a Floating Points, el pasado sábado 26 de marzo el club The Loft de la Sala Razzmatazz acogió una jornada poco usual tanto para la sala como para Barcelona en general. Desgraciadamente, hasta la fecha no es habitual en la Ciudad Condal que cerca de un millar de personas se congreguen en horario de tarde-noche para celebrar música de baile alejada de la electrónica imperante. Menos aún cuando la fiesta en cuestión está puramente centrada en la música: sin adornos, ni instagrammers, ni street food, ni “contextos mágicos” y otras degeneraciones.

A finales del pasado 2015, el Razzmatazz celebró su quinceavo aniversario con una velada que unió a Four Tet, Daphni y Floating Points. Mientras que la mayoría recuerdan esa tarde como una de las cumbres del año pasado, los más puristas se quejaron de que Four Tet y Daphni interrumpieran constantemente el groove que intentaba crear el pobre Floating Points, sin duda el más digger e interesante de los tres.

Este pasado 26 de marzo pudimos quitarnos la espina con una maratoniana sesión de cinco horas en las que Floating Points pudo bascular a gusto entre Samba, Afrobeat, Disco y Funk y otros temas más cercanos a la electrónica de club, de una forma muy parecida al Essential Mix que firmó el pasado noviembre.

Gracias a la vasta promoción de su último disco, “Elaenia” (Pluto, 2015), que poco tiene a ver con su estilo a los platos, Floating Points se ha convertido en uno de los pocos artistas que puede congregar cerca de 800 personas en una propuesta así y conseguir que el público esté totalmente entregado desde los primeros minutos de sesión.

A continuación encontraréis una lista de 8 discos que sonaron en la sesión de Floating Points en el Razzmatazz, aquellos más alejados de los cánones electrónicos y ordenados por orden cronológico.

Ziad Rahbani

"Abu Ali"

Zida

El 12»Abu Ali (Zida, 1978) es uno de los discos libaneses más apreciados por los expertos y coleccionistas.

La media de precio en Discogs gira alrededor de los 164 €. Por suerte, en 2014, Music Gallery publicó una tirada limitada y remasterizada del disco para aquellos quienes quisieran disfrutar de su Jazz Funk arabesco sin gastarse una burrada.

Fue el tema que Floating Points escogió para abrir su sesión.

Samuel Jonathan Johnson

"Reason for the Reason"

Columbia

My Music” (Columbia, 1978) es el único LP que ha editado Samuel Jonathan Johnson y es considerado como una obra cumbre del Soul/Jazz con apuntes Disco de finales de la década, encontrando claras conexiones con gente como Dexter Wansel o Don Blackman.

Este 2016, el imprescindible sello de culto Athens of the North ha rescatado dos de sus temas en formato single, entre los que se encuentra este “Reason for the Reason” cargado de groove.

Symbol 8

"Call Me"

Midtown Records

Call Me” es la cara B del último de los únicos tres singles que editó la desconocida banda americana Symbol 8.

Se trata de un tema de de Jazz Funk e inclinación Discos con un solo de flauta travesera ejercido por el líder del combo, Charlie T. Adams III, una de las causas del apego y aprecio de grandes fanáticos hacia el proyecto, que tan solo editó 3 títulos cortos en su trayectoria.

GQ

"Lies"

Arista

GQ fueron uno de los grupos de Funk más relevantes y respetados por la crítica en la década de los 70; detrás de su éxito y enérgica fórmula en la que intervenían de forma crucial los sintetizadores, estaban los anteriormente conocidos como Rhythm Makers del Bronx (Nueva York), combo que incluyó en diferentes proyectos separados a Herb Lane o Keith Crier.

Ésta es otra gema rescatada por Athens Of The North, aunque su fama proviene del esencial «GQ Two», álbum original de 1980 y que marcó un antes y un después tanto en el grupo como en su éxito internacional.

Algunos reconocerán las voces de Emanuel «Rahiem» LeBlanc gracias al edit de la canción que realizó Theo Parrish en 2004, dentro de sus personales y sucias Ugly Edits.

Minnie Ripperton

"Memory Lane"

Capitol

Minnie Ripperton fue una estrella del Soul de los 70 con un trágico final; murió a la edad de 31 años tras una convulsa vida personal.

Fue una de las voces más significativas de la década de los 70, por sus registros y potencial, además de estar a la cabeza de proyectos como Rotary Connection, una de las formaciones estrella de Charles Stepney en Chess Records.

Prueba de su influencia es que este “Memory Lane” ha sido sampleado por multitud de artistas de entre los que destacan Madlib, Ice Cube y Jay-Z. Protagonizó uno de los medios tiempos de la sesión.

Direct Current

"Nothing Can Stop Us"

TEC Records

Direct Current fue una banda de Funk/Soul formada por tres hermanas de Filadelfia.

Su único EP, editado en 1979 y de título homónimo, se cerraba con este animado “Nothing Can Stop Us” en el que sus voces quedan acompañadas por cencerros y vientos, al típico estilo philly sound que abanderaron los genios Gamble & Huff y otros grupos de féminas como First Choice o The Three Degrees.

Skye

"Ain't No Need"

Anada Records

Se trata de una rareza muy apreciada por los coleccionistas. Es el único tema que se conoce de la banda Skye. Se editó en 1979 y es considerada una canción de culto.

Theo Parrish la acostumbraba a versionar cuando giraba con su proyecto The Unit (junto a Amp Fiddler o Duminie Deporres, entre otros); hace relativamente poco que una adaptación grabada de esta iniciativa surgió a través de Wildheart Recordings, subsidiaria de Sound Signature. 

Black Ivory

"Mainline"

Buddah Records

Contrariamente a la rareza de Skye, “Mainline” fue uno de los hits de Black Ivory a finales de los 70.

Sin embargo, a pesar de no tener el atractivo freak de lo poco conocido, nadie puede negar el potencial de este himno Funk del grupo de Harlem.

En TIU ya se trató esta energía concreta en los Black Ivory de Leroy Burgess, en la pieza dedicada a otro de los clásicos que suele incorporar en su recorrido Floating Points, «Take Me I’m Yours» de Mary Clark.