#Artículos

Ángel Molina y Undo opinan sobre Sónar Festival y la electrónica nacional

Los comentarios de ambos DJs nos sirven como testimonios aventajados para conocer un punto de vista subjetivo sobre el crecimiento del Sónar, la situación de la electrónica en España y Barcelona y el papel que ha jugado el festival en el desarrollo de dicha escena.

13.06.16
Pau Cristòful

Ángel Molina y Undo comparten algunas similitudes. Ambos participarán en la próxima edición del Sónar Festival y son testimonios en primera persona de la evolución del festival y de la situación de la electrónica en Barcelona desde los 90 (en el caso de Ángel) y de los 2000 (en el de Undo).

Además, los dos artistas son exponentes de la electrónica de vanguardia de nuestro país y han girado internacionalmente, actuando tanto en clubs de renombre como en ubicaciones inhóspitas.

Si abordamos las diferencias, mientras que el nombre de Ángel Molina siempre se ha relacionado con el Nitsa y el Moog, el de Undo siempre se ha vinculado con la Sala Razzmatazz.

El amor por la música de Ángel Molina se debe al Techno Pop romántico de formaciones como Depeche Mode y Tears For Fears y sus sesiones se mueven entre el Techno oscuro, la EBM y lo experimental.

Undo, en cambio, recuerda a Sideral por combinar inicialmente su faceta al mando de la banda indie The Light y su papel como DJ y productor de temas primero de Electroclash y más adelante de House con armonías Pop.

Las opiniones de ambos nos sirven como testimonios aventajados para conocer un punto de vista subjetivo sobre el crecimiento del Sónar, la situación de la electrónica en España y Barcelona y el papel que ha jugado el festival en el desarrollo de dicha escena.

¿Cuál ha sido vuestra relación con el Sónar a lo largo de los años (como público y como artistas)?

Ángel Molina: Como público no he faltado ni un año (a modo personal representa una cita ineludible como amante de la música electrónica); como DJ casi tampoco, son muy pocas las ediciones en las que no he participado. He conocido lo que significa actuar tanto en la faceta diurna como en la nocturna, en espacios de todo tipo y capacidad.

Undo: Como público he disfrutado de todas las ediciones desde el 96’ y pienso volver a disfrutarlo este año.

Como artista he crecido junto al festival. Me han apoyado desde el principio y ésta va a ser la séptima vez que actúe. Es un orgullo y estoy muy agradecido.

¿Cómo valoráis su función como catalizador de la electrónica en Barcelona?

A.M: No hay duda de que el Sónar despierta el interés y acerca al gran público/populariza la música electrónica. No solo en Barcelona sino también en el resto del país e incluso a nivel mundial. Todo ello sin caer excesivamente en lo comercial (musicalmente hablando), lo cual es todo un mérito.

U: Ya lo dices en la pregunta: Sónar es, desde el principio, el catalizador de la música electrónica en Barcelona y en el resto de España. Los clubs también han tenido un papel muy importante para la electrónica de baile, pero Sónar va más allá. Los artistas de estilos ajenos al club tienen en Sónar su escaparate mundial. Siempre les prestan una especial atención, yo cada año descubro nuevos artistas allí.

¿Qué os parece la dimensión y estructura actual del festival? ¿Qué cambiaríais?

A.M: Apropiados. El festival debe crecer y adaptarse a la demanda actual, pero siempre con sentido común (sobredimensionar en exceso conlleva ciertos riesgos). Veo muy inteligente haber decidido expandir el Sónar internacionalmente en vez de inflar el festival nacional.

¿Qué cambiaría? Musicalmente echo en falta más propuestas de electrónica industrial y oscura.

U: Yo creo que el cambio de ubicación del Sónar de día ha sido muy positivo. El MACBA y el CCCB se habían quedado pequeños. Por otra parte, la ubicación nocturna está muy consolidada. Ambos espacios tienen la dimensión y estructura ideales para la cantidad de gente que mueve el festival. Son espacios grandes pero razonables. Además, el sonido acostumbra a ser impecable. También a destacar todo lo que se mueve en Sónar+D.

Lo que sí veo superpoblado es el Off: demasiadas fiestas y festivales paralelos.

¿Cómo ha evolucionado la escena electrónica nacional en estos 23 años?

A.M: Está claro que la ‘escena’ se ha masificado y popularizado. Algunos artistas, sellos, clubs y festivales están totalmente consolidados y gozan de excelente reputación internacional.

Tal vez lo más significativo es que ya nadie se asusta cuando hablamos de música electrónica, algo que en la época pre-Sónar podía pasar. Hoy en día nadie cuestiona que un DJ pueda vivir de su profesión; a principios de los 90´s recuerdo tener que dar explicaciones y justificarme constantemente. Algo hemos ganado.

U: Me gustaría poder responder esta pregunta con más calma, pero grosso modo yo creo que ha evolucionado razonablemente bien. Hace 23 años apenas había artistas, sellos o festivales. Tampoco existían tantos clubes como ahora.

Ahora tenemos una gran variedad de festivales, músicos, discográficas y salas, algunos de referencia mundial. Por lo que se refiere a puntos a mejorar, creo que tenemos que creer más en nosotros y dejar la envidia de lado.

«Tenemos que creer más en nosotros y dejar la envidia de lado». 

–Undo.

Siguiendo con el ámbito nacional: ¿qué nos falta por mejorar?

A.M: Yo daría lo que fuera por tener nuestra propia escena y no acabar dependiendo siempre de lo que los demás nos hagan creer. Todos sabemos qué club de Berlin pretende ser el epicentro del Techno o qué medio se cree “the leading online electronic music magazine”, etc… Este tipo de actitudes soberbias y dominantes hacen mucho daño, especialmente en países como el nuestro, sin un pasado sólido en cuanto a música electrónica se refiere.

Creo que deberíamos consumir, apoyar y confiar más en nuestro producto, saber detectar el talento nacional sin necesidad de que nos lo digan desde fuera (Paco Osuna o John Talabot son buenos ejemplos de ello).

A nivel de legislaciones no soy la persona más apropiada para hablar del tema, pero creo que cambiar cierta percepción sobre la música electrónica sería también necesario. La música (electrónica o no) es cultura, por mucho componente lúdico que haya detrás, y se debería entender como tal. 

U: Hay que mejorar en todos los aspectos. Ahí tenemos para fijarnos a ingleses, alemanes y franceses, por ejemplo, que son vecinos y hacen las cosas, generalmente, mejor que nosotros.

Muchos reniegan de la mercantilizada situación actual a favor de un pasado “más auténtico”. ¿Cuál es vuestra posición al respecto?

A.M: Si hay algo que detesto es la gente nostálgica y que vive del pasado. Es la actitud que menos ayuda a evolucionar. Esta gente a menudo olvida que también ha formado parte de la evolución de la música electrónica, para bien o para mal. Hay que aceptar que el tiempo pasa y que las cosas cambian, pero que lo que para uno ‘ya no es tan auténtico’ para otro quizás sí lo sea.

Por otro lado considero contradictorio hablar despectivamente de una situación actual ‘mercantilizada’ teniendo en cuenta que estamos viviendo de pleno en la era del consumismo / capitalismo.

Por lo que se refiere a la aceptación del Techno, no se puede comparar la actualidad con lo que este género fue hace 15 ó 20 años (especialmente en España). Por contra, si hablamos de productores y sellos creo que ahora existen infinidad de propuestas interesantes. El problema es encontrar el tiempo necesario para descubrirlas.

U: El pasado siempre fue mejor o, mejor dicho, así lo recordamos. Tendemos a idealizar el pasado. Pero también tengo claro que vivimos en un sistema capitalista perverso que tiende a mercantilizarlo todo.

¿Sentís alguna vez la necesidad de adaptar o moderar vuestro discurso para satisfacer un público masivo como el del Sónar?

A.M: Nunca, al menos en mi caso. La gran cantidad de público entendido y especializado que asiste al festival permite arriesgar más de lo habitual y escaparse de lo obvio. En todo caso, esto siempre dependerá de la inquietud musical y de la versatilidad del artista.

U.: No, nunca me he adaptado al público para satisfacerlo. Sí que me he adaptado al escenario, horario y artista que actúa después. Este año, por ejemplo, abro el directo de New Order y voy a preparar un set especial para la ocasión.

«España es un país sin tradición en la música electrónica y no aprendemos por mucho que pasen los años. En cambio, siempre acabamos dependiendo de “lo que está de moda” para aparentar una “escena”.

¿Cómo compararías la aceptación y reconocimiento del Techno y la música electrónica en general en España y en el extranjero? ¿Esto ha cambiado con los años?

A.M: En España el Techno no goza de excesivo reconocimiento, se ve como algo del pasado. Para ser honesto, no creo que en España ningún subestilo de música electrónica goce de excesivo reconocimiento. Somos un país sin tradición en este tipo de música y no aprendemos por mucho que pasen los años. En cambio, siempre acabamos dependiendo de “lo que está de moda” para aparentar una “escena”.

Internacionalmente el Techno creo que sigue funcionando mucho mejor, al menos no da la sensación de estancamiento y de poco reciclaje (nuevas generaciones que se incorporan) que aparenta España.

U: La música electrónica está ya en todas partes y creo que ya no hay diferencia entre su aceptación aquí o fuera.

¿Sentís la necesidad de publicar constantemente producciones propias o material en vuestros sellos para seguir desarrollando vuestra actividad pública como DJs?

A.M: En mi caso no me dedico a la producción. Por supuesto que ello contrae y limita el mercado laboral aunque, por contra, ofrece una libertad musical que por lo general compensa.

U: Hago música porque me gusta y me lo paso bien, pero a la vez soy consciente de que si dejo de editar tendré menos actuaciones como DJ.

¿Qué artista o DJ no queréis perderos en esta edición del Sónar?

A.M: Mis prioridades son ANOHNI, Oneohtrix Point Never, Gazelle Twin, Hot Shotz, Underground Resistance y Jean-Michel Jarre.

U: No quiero perderme los directos de ANOHNI, Kode9, Oneothrix Point Never, El Guincho , Powell con Lorenzo Senni, Underground Resistance, David August con banda, Talktome, Howling o Jackwasfaster, entre muchos otros.

También me gustaría bailar las sesiones de Gerd Janson, Intergalactic Gary, Ben Ufo b2b Helena Hauff, Bicep, Matías Aguayo, John Talabot, Four Tet o Red Axes, entre muchas otras.

TIUmag solo es posible gracias a tu apoyo económico: suscríbete a nuestro Patreon y accede a contenido exclusivo.