Podríamos publicar las 15 reseñas (o 14) por separado pero no es necesario agrandar una sobredosis de contenido cuando hay un formato perfecto para, mensualmente, englobar aquellos discos, EPs o mixtapes que más nos han convencido.

La crítica actual no es tal, ya que no tiene tiempo de valorar aquello que no le interesa o no ha entendido lo suficiente; la crítica ahora es más bien una oportunidad de poner en contexto al lector sobre álbumes o trabajos que valen mucho o un poco la pena.

Actuar como filtro ya lo hacemos propiamente muchos de nosotros a diario, nuestro gusto es el propio filtro, y nuestro receptor es nuestra audiencia, la cual vamos segregando de forma inconsciente según esos parámetros comunes o no comunes.

Somos tantos y son tantos los títulos que se amontonan en nuestro día a día, que ya no estamos dispuestos a perder nuestro valioso tiempo analizando por qué este LP no merece ni una escucha por nuestra parte.

En este punto, en el que las opiniones subjetivas siguen siendo necesarias pero apenas importan, sí merece la pena señalar aquel material que para nosotros merece que reserves 5 minutos de tu atención.

Aunque solo sea por completar la información que ya tenías sobre ellos o ampliar tu percepción del mismo con nuevos puntos de vista.

Arca

"Arca"

XL Recordings

Muchos de los seguidores de Arca están emocionados por el inesperado giro que ha dado su música. Otros, escépticos por el abandono de su registro más abstracto y experimental en pro de una nueva vertiente emocional dominada por su voz y las atmósferas ambientales.

Las contorsiones en las melodías de Arca siguen estando ahí, pero de forma extremadamente frágiles y minimalistas, camufladas en atmósferas y texturas explícitamente emocionales.

A pesar de mantener su carácter experimental y profundamente personal, Alejandro Ghersi busca inspiración en las melancólicas y parsimoniosas tonadas locales para construir el disco más accesible que haya firmado hasta la fecha.

El disco se edita a través de XL Recordings, una decisión editorial que habla abiertamente sobre la dirección creativa del productor.

Aquí puedes descubrir la relación entre el folclore venezolano y el Arca de su álbum homónimo. (AM)

BFlecha

"Kwalia"

Arkestra Discos

“Solo la fusión del sueño y la realidad puede complementar la vida humana”.

Para muchos grandes intérpretes y proyectos musicales, su obra es o ha sido una vía de escape. Crear un mundo alternativo con todo lo que ello conlleva; desde Sun Ra a los Drexciya, esta es una tendencia natural en la música contemporánea.

Belén Vidal tiene también su pequeño mundo personal; allí donde hay posibilidad para moverse entre planetas y espacios sin esfuerzo, allí donde caben la fantasía futurista, los sintetizadores, los maxi-singles de baile de los 90, la ciencia, la mística y el romanticismo.

Este segundo disco presenta a la artista gallega mucho más inmersa en ese pequeño universo; a través de influencias dispares que van desde la narrativa de Adolfo Bioy Casares, Moebius, los Studios Ghibli hasta el pensamiento y mitología oriental, BFlecha construye un acto de reafirmación y análisis personal en tono metafísico.

La realidad sujeta a las distintas percepciones; las interpretaciones, el conocimiento de uno mismo a través de la imaginación y la inmortalidad espiritual.

A diferencia de su debut, “βeta”, “Kwalia” respira más coherencia instrumental y en todas las canciones se observa el mismo objetivo conceptual; se tratan teorías universales, bucles, paradojas y cuestiones espirituales sobre un atrezzo R&B entusiasta y singular en el que intervienen Mwëslee o Judah. (FP)

Denis Mpunga & Paul K.

"Criola"

Music From Memory

Music From Memory se está distanciando de otras discográficas con la misma esencia investigando terrenos todavía no explorados lo suficiente; el interés por la entrada de la experimentación electrónica en Brasil en la década de los 80 ha provocado una de las mejores recopilaciones del año.

Las personas que en algún momento se sintieron atraídas por el sonido del “Noir Et Blanc” (el disco que en 1983 combinó a Bony Bikaye, Hector Zazou y el dúo Cy1) deben atender esta referencia de Music From Memory.

Aquel clásico contemporáneo formulaba un sonido único a partir de la experimentación electrónica, el Reggae o el folclore africano; las grabaciones de Denis Mpunga junto a Paul K. tienen la misma esencia y estuvieron situadas en la misma época.

El músico congoleño y el belga grabaron una serie de composiciones entre 1980 y 1984; algunas fueron distribuidas en compilaciones como “Terra Incognita II”, editada por el sello español Auxilio De Cientos, o “Brabançonnes”, de la discográfica fundada por Paul K., Home Produkt.

Music From Memory ha comprado los derechos de todas las grabaciones del proyecto y las unifica en un mini-LP titulado “Criola”; dentro también se incluyen singles inéditos rescatadas de los másters.

El release consta con 9 cortes en total; los tres tracks con el título de “Intermezzo” fueron compuestos para films animados, según revela la información en Discogs. Al parecer, MFM lanzará un 12″ con remezclas a partir de “Criola” a finales de año.

Desde la provocativa portada (un collage obra de Pascale Golinvaux con Mpunga en el centro de la acción) a los diseños de percusión (que combinan instrumentos como el balafón, el antecesor del xilófono, o las TB 303 y TR 808), este explora la tradición musical africana desde un punto de vista alejado de cualquier convencionalismo. (FP)

Joey Bada$$

"ALL-AMERIKKKAN BADA$$"

Pro Era / Cinematic Music Group

“Sorry America, but I will not be your soldier.”

Con anticipos como “Devastated” o “Land of the Free“, el nuevo disco de Joey Bada$$ se presenta como su obra más consciente y a la vez más trabajada.

Cargada de contenido social y con temas tan candentes como los asesinatos de personas negras a manos de la policía o la entrada al poder de Trump.

“All-Amerikkkan Bada$$” habla directa y metafóricamente de la política y su incidencia en las vidas de las personas, centrándose en la situación de Estados Unidos. (AM)

Kendrick Lamar

"Damn."

Aftermath/Interscope (Top Dawg Entertainment)

El último disco de Kendrick Lamar es un combate a muerte con Dios.

Un uno contra uno con el ego, esa imagen de nosotros mismos que comienza nada más nacer.

“Siempre fue ‘yo contra el mundo, hasta que me di cuenta que era ‘yo contra mi mismo’”.

–Kendrick Lamar.

“DAMN.” se centra en fricciones: la religión y la espiritualidad, la fe y la política, el orgullo y la humildad, la maldad o la debilidad. Por momentos la narrativa se adentra en las entrañas mismas del autor como un experimento de purificación; Kendrick empieza la autoflagelación lírica con “BLOOD.”, en la que la frase principal es “is it wickedness? / Is it weakness? / You decide / Are we gonna live or die?”

Todo ocurre de forma metafórica, y puede leerse también en dirección contraria: porque como cada instante en el que sobrevivimos, cada decisión que tomamos divide el universo en dos caminos. Es maldad o es debilidad?

“DAMN.” desvela al más brillante narrador de su generación reflexionando sobre temáticas universales que hoy por hoy han sido desviadas por la situación política y social. Un ejercicio de autoconocimiento en carne viva.

Es en ese complejo espacio filosófico en el que irrumpe como un jeep de color rojo intenso “DAMN.”, un álbum que cuenta la mejor y más verdadera historia de cuantas ha contado Kendrick Lamar; una especie de experiencia después de la muerte en la que el artista expone su despertar espiritual con crudeza y sin temblores. Porque él muere al principio y al final de la reproducción.

“DAMN.” es un álbum radical si lo comparamos con ejercicios del mismo tipo lanzados en los últimos tiempos. La re-introducción de la espiritualidad en el contexto del Rap mainstream ha venido precedida de discos como “The Life Of Pablo” o “Coloring Book”, dos postales hechas por estetas que reflexionaban sobre la grandeza de nuestro Dios reutilizando referencias cristianas y música como el Góspel.

En “DAMN.” no hay Góspel. Ni corales. Hay la dura realidad contada por un tipo que reza, pero que no es dogmático. Un tipo que ha visto la oscuridad y encontrado la luz en la comprensión de que la religión es tan solo una representación: la verdadera espiritualidad, Dios, el universo, está dentro de nosotros. (FP)

Kodak Black

"Painting Pictures"

Atlantic Recording Corporation.

“Uno más de esos maravillosos perdedores natos” del Hip Hop contemporáneo y primera estrella de la era Trump.

Año y medio. Eso es lo que ha necesitado Kodak Black para dejar de ser un rapper anónimo perdido en mitad de vertederos de mixtapes al estilo Datpiff, y convertirse con su álbum debut “Painting Pictures” en uno de los grandes protagonistas de lo que llevamos de 2017.

De manera seca y descarnada, Black ha vomitado su verdad a las calles, desde las mismas entrañas de ese lugar imaginario que es la America post-racial.

Y así es como su personaje, su propuesta y sobre todo, la simple crónica de la historia personal que ha forjado a ambos, se erigen de manera tan natural como involuntaria en uno de los más interesantes actos de afirmación política que ha dado el Hip Hop americano en años.

Si artistas como Kendrick Lamar, J Cole y demás reyes del rap easy listening contemporáneo, fueron para muchos la viva representación de la era Obama, no resulta descabellado plantearse a alguien como Kodak Black como la primera estrella Hip Hop del Trumpismo.

En mitad de la era oscura, desconcertante, violenta y agresiva que vivimos, Black no aspira a ser un modelo de conducta para nadie. Tampoco el influir de manera positiva en su supuesta comunidad.

Lo que nos ofrece en cambio, es un relato crudo y casi inconsciente de una experiencia vital como la suya, dividida entre el estudio de grabación y la cárcel, con la única y aparente pretensión de exorcizar los fantasmas de una infancia y adolescencia repleta de sangre, lágrimas y pobreza.

La de un chico de 19 años sin estudios, criado en uno los peores ghettos de Estados Unidos por una madre soltera, y que todavía hoy desde la celda de su prisión, no parece demasiado consciente de lo que ocurre a su alrededor. (GO)

Stayhigh

"Loudtrax"

Iberian Juke

La dinámica y la frescura de tracks como “Losing U” hablan por sí solas; Stayhigh y sus producciones comienzan a poder distinguirse dentro de una gran pila de tracks Footwork de nueva generación.

En un mundo tan homogéneo como el de este género electrónico, destacar comienza a ser complicado; recordemos que el Footwork se extiende ya muy lejos de las fronteras que dividen Chicago y que en muchos países del mundo existen micro-escenas dedicadas a fomentar esta cultura.

Junto a la gente de Iberian Juke y BSN Posse, Stayhigh está consiguiendo decir algo más; existe un después tras la estética y la imitación, existe una forma personal de crear.

David, también detrás del proyecto Kaotix, ha compartido sus pensamientos acerca del lanzamiento en sus redes sociales: “Despúes de llevar toda la vida haciendo música tuve que empezar de 0 hace un par de años en el mundo del Footwork y con este disco quiero mostrar todo el esfuerzo y tiempo que he dedicado a aprenderlo”.

“Loudtrax” recopila composiciones del artista de 2014 a 2016, incluyendo hasta 13 originales. Destacan otras piezas, como la original y melancólica “Once Upon A Time” o la igualmente emotiva “Groove Theory”.

En las dos mencionadas sorprende la técnica de Stayhigh a la hora de samplear y hacer congeniar las melodías instrumentales con los diseños de percusión. (FP)

The Lloyd McNeill Quartet

Washington Suite

Universal Sound

Una de las suites de fusión Jazz con carisma espiritual más refinadas de cuantas surgieron en la década de los 70.

Basta escuchar la estilizada sección de percusión en “Home Rule” y el espacio dimensional de todos los instrumentos en la pieza para darse cuenta del calibre de esta grabación.

Lloyd McNeill fue músico, poeta, antropólogo, profesor y pintor que en su momento compartió amistad con Picasso (en el París de 1965); en el mundo del Jazz, se especializó en la flauta travesera y estudió la música latina y brasileña desde la década de los 50.

“Washington Suite”, el segundo álbum de su cuarteto en 1970, fue una conjunción de todo lo aprendido en sus diferentes etapas envuelto en el movimiento por los derechos civiles en Washington DC, su ciudad natal, África y Brasil.

Habiendo colaborado en los años precedentes a este álbum con músicos como Dom Salvador, Paulinho Da Viola o Paulo Moura, la mezcla entre las distintas culturas que convergían en la personalidad de McNeill dio como resultado esta excelsa obra reeditada por primera vez este año por Universal Sound (Soul Jazz Records). (FP)

Mr. Mitch

"Devout"

Planet Mu

Miles Mitchell lleva tiempo explorando vías alternativas para el Grime y expandiendo su significado; ya sea a través de las Boxed nights o de sus propias producciones, que alcanzan un nivel de autonomía y creatividad poco usuales en la escena británica.

Él fue quién acuñó el término “peace edits” en respuesta a los tradicionales “war dubs” del Grime, mostrando así que otras sensibilidades en el género eran posibles.

En “Devout”, segundo álbum de Mr. Mitch que se edita en Planet Mu, esta vía personal se extiende también al sentido del disco, que gira en torno al concepto de familia, al amor, la lealtad, la emoción y la paternidad.

Él mismo se encarga de construir las vocales de la introducción junto a su hijo Oscar, canción dedicada a la relación padre-hijo. (AM)

Kelly Lee Owens

"Kelly Lee Owens"

Smalltown Supersound

El disco debut homónimo de Kelly Lee Owens es una de las revelaciones del año y un disco capaz de poner de acuerdo tanto el sector electrónico como el público más propio del Pop y el indie.

Aquí las agradables, suaves y profundas atmósferas del shoegaze y el dream pop te sumergen en un viaje que evoluciona hacia la pista de baile, consiguiendo un excelente álbum entre el club y el Pop electrónico sugerente pero contenido. (PC).

Sun Ra

"Discipline 27-II"

Strut Records

La cara oculta de “Space Is The Place”, el álbum “Discipline 27-II”, reeditado por Strut Records para el Record Store Day.

Él las llamaba las “space ethnic voices”: un coro de intérpretes que en la misma época en la que se grabó “Space Is The Place”, cantaban este tipo de mantras (como el que se destaca en el titular) en piezas como “Neptune”. Sun Ra no olvidaba jamás su ventaja sobre los otros seres vivos.

“Discipline 27-II” es uno de esos discos de Sun Ra que gozan de un culto especial; es como la cara oculta del mencionado “Space Is the Place”, ya que se grabó en las mismas sesiones que dieron lugar al clásico de Impulse en 1972.

“Pan Afro”, la primera parte de una larga grabación (a una toma) que llega casi a los 25 minutos, destaca por la intensidad de la sección de viento, por su fuerza; es una construcción clásica del primer Sun Ra de los 70.

El disco, editado por el propio Sun Ra en 1973, es uno de los más bellos de su catálogo: el artwork es una obra de LeRoy Butler, artista y músico que ya concibió una pintura parecida para el combo Sounds Of Liberation un año antes.

“Neptune” es en cualquier caso el centro magnético del álbum: un canto espacial invocando fuerzas extraterrestres, reflexionando sobre la condición humana desde un punto de vista al que nadie había llegado antes. (FP)

Ryuichi Sakamoto

"async"

Milan Records

Probablemente estemos ante el mejor disco de la primera mitad de 2017.

Una obra que consigue resumir y depurar más de 40 años de influencias y decisiones creativas en una conmovedora meditación existencial con el nombre de “async”.

Ryuichi Sakamoto diseña una obra que es un retrato de sí mismo en un momento delicado; un lugar en el que abrazas cada momento de tu vida como si fuera el último y consigues exponer todo tu ADN creativo con una sensibilidad a la que jamás habías llegado.

Universal y extremadamente personal, así se muestra “async”: combinando los tonos del Sakamoto de la YMO, el error y sucesión de sus trabajos con Alva Noto, sus composiciones pensando en lenguaje cinematográfico y su única forma de comprender el uso del sintetizador o las grabaciones de campo.

Asombra la comprensión de él mismo como músico y cómo logra dar sentido a las influencias que conectan con la poesía de Andréi Tarkovski o su hermandad creativa con David Sylvian.

Sakamoto por encima de Sakamoto, sin juicios: una obra que se eleva por encima de todo su catálogo al mismo tiempo que él, en lo físico y abstracto, levita sobre su propia existencia observándolo con una sonrisa complaciente. (FP)

https://soundcloud.com/milanrecords/sets/async

Actress

"AZD"

Ninja Tune

Desde su primer álbum, Actress no convive en relación con la escena electrónica; habita su propia dimensión, y su trabajo artístico se basa en la continua exorcización de su paleta sonora y creatividad.

A Darren J. Cunningham hay que imaginarlo en su estudio remodelando su carácter como músico cada tanto; creando una imagen más consecuente con sus pensamientos cada cierto tiempo, conectando y desconectando envíos MIDI, configurando y desconfigurando, instalando y desinstalando.

Si “R.I.P.” fue un renacimiento, y “Ghettoville” su más tétrico y moribundo vistazo al submundo interior, “AZD” es una nueva radiografía de su yo musical desde un enfoque más cercano a la funcionalidad club y más sensible que nunca ante temáticas relativas a la ciencia ficción y nuestro posible futuro biotecnológico.

Su paso a Ninja Tune, empresa que ya controla y gestiona el destino de Werkdiscs, el sello del británico, es un síntoma de que la personalidad creativa de Actress está aquí reñida con unas necesidades empresariales.

No hay un álbum mejor o peor creado por el de Wolverhampton; hay distintas las distintas formas en las que él mismo canaliza su creatividad. La carrera de Actress es una historia de vida, muerte, reencarnación y constante reevaluación. (FP)

Mahatma X

A Mobtown Suite Vol 1

Home Assembly Music

Con “A Mobtown Suite Vol.1”, este trío de productores de Filadelfia consigue una deliciosa mixtape en la que los samples jazzies conviven con batería un directo y vocales atmosféricas cargadas de Dub.

Un disco de beats instrumentales de Hip Hop balsámico muy recomendable para fans de artistas como J Dilla, Madlib o DJ Shadow. (PC)